Ikebukuro West Gate Park

Ikebukuro West Gate Park es una teleserie japonesa (Las teleseries son conocidas en Japón como “Dramas”) compuesta por 11 capítulos que se emitió en el 2000 convirtiéndose en un auténtico fenómeno.

Narra las aventuras de Makoto, un chaval de 21 años que vive en Ikebukuro (Un barrio de Tokyo) con su madre que trabaja en una pequeña frutería. Makoto se dedica a hacer el vago por las calles de Tokyo y termina juntándose con una banda callejera (G-Boys). Pero a partir del asesinato de la novia de Makoto las cosas se empiezan a complicar: bandas rivales, yakuzas, la policía…

Durante el transcurso de la serie aparecerán love hotels, yakuzas, locales de hostess, locales de masajes, discotecas, peleas callejeras etc. Todo rodado en Tokyo, con lo que viendo esta serie os podéis hacer una idea del aspecto de esta metrópolis. También aparecen muchos tópicos y críticas sobre la sociedad japonesa, como por ejemplo la inutilidad del cuerpo policial japonés a la hora de combatir el crimen, el suicidio etc.

IWGP

Es una de las mejores series que he visto nunca, y sin duda alguna el mejor final. Uno de los “culpables”, es el guionista Kankurô Kudô que ahora está rodando Tiger and Dragon, otra serie del mismo estilo (Yakuzas, bandas callejeras…) , pero esta vez ambientada en Asakusa. El actor protagonista también es el mismo, Tomoya Nagase que es el novio de Ayumi Hamasaki en el mundo real. Es curioso que en Tiger and Dragon el protagonista de la serie es un yakuza (Bastante bonachón) y uno de sus amigos es un “blogero”.

IWGP
Portada de Tiger and Dragon

Tiger and Dragon se emite todos los viernes a las 22:00h (Hora Japonesa) en TV Asahi (No se si hay alguien traduciendo la serie).


Viaje por Japón – Día 8 – Kendo y relax en Shizuoka

De vuelta hacia Tokyo, Aitor y Kike se quedaron en casa de Take en la zona de Shizuoka (Al sur-oeste de Tokyo). A continuación un extracto del diario de viaje de Kike.

Nos levantamos a media mañana, las 12h más o menos, para ir a una competición de Kendo, pero antes fuimos a almorzar a un restaurante donde comimos Unagi, Tempura y Sashimi con Take, su hermano y su madre que es muy simpática. Unagi es anguila hecha a la plancha y servida sobre un bol de arroz, creo que con especias. No lo olvidaré en la vida porque es lo mejor que he comido en Japón.

Shizuoka

Al terminar pasamos por la competición de Kendo donde estaba el padre de Take, él lleva muchos años compitiendo y de joven fue 5 veces seguidas campeón de la provincia de Shizuoka, aunque con 59 años esta vez solo participaba de árbitro. Nos comentó que ahora competía con personas de un rango de edad de 59 a 65 años. En los combates de Kendo hay dos adversarios, armados con espadas de bambú que hacen bastante ruido y daño al golpear, y protecciones en el abdomen y en la cabeza, y vestidos con el traje ancho típico de los samuráis, supongo.

Shizuoka

Como en muchas artes marciales orientales el combate comienza con el saludo entre los contendientes. Para marcar punto se debe golpear en el abdomen, en los brazos, que no están protegidos y debe doler lo suyo, o en la cabeza del adversario, pero además al tiempo que se golpea se ha de decir el nombre del lugar golpeado o del movimiento realizado, no estoy muy seguro. Cuando has coordinado todo esto correctamente los árbitros levantan el banderín de tu color para darte un punto, y con dos puntos (de los 3 arbitros que hay) a tu favor ganas. Ni que decir tiene que si te sales de la zona delimitada de combate es medio punto para tu adversario. Además de todo esto en las competiciones se enfrentan también entre gimnasios, es decir, por equipos, aunque no entendí muy bien la dinámica. Estuvimos viendo desde los más jovencitos a los mayores, también hay equipos de chicas. Tal y como iban peleando cada vez más mayores apreciabas que se toman el combate con más calma, esperando el fallo del adversario, esperando a que descubra las zonas de puntos. Los mayores se miraban a los ojos y esperaban movimiento del contrincante, yo solo vi uno que liquidó el combate en tres segundos haciendo punto con unos movimientos muy rápidos, seguro que al final ganó, aunque no nos quedamos a verlo.

Shizuoka

Después de la competición de Kendo estuvimos en varias tiendas de la zona, dos de “todo a 105 yenes” y un 2ª mano donde había desde ropa y comics manga hasta videoconsolas nuevas y viejas, como game boy o game gear, super nintendo con un puñado de juegos por unos 20euros, playstation uno y dos, etc., vi unos Zippos con nombres y fechas grabados que daban a entender que eran de los soldados vietnamitas que lucharon contra los yankis, no se si serian originales pero caros eran un rato. También visitamos otra tienda de manga donde se comercializan los comics de Akira Toriyama, conocidísimo por Dragon Ball, donde Aitor consiguió el último comic suyo, no de Dragon Ball si no de la última serie que esta dibujando. Al caer la tarde dimos un paseo los tres por Numazu, un sitio muy tranquilo para sus 200.000 habitantes, pasamos por el río y vimos que había banderas a los lados, Take comentó que son para celebrar el día del niño en Japón. Hacia las 20h cenamos en otro restaurante de la zona, esta vez con toda la familia de Take, su hermano, su madre y su padre. Probamos el sushi, sashimi y sopa de cangrejo que estaba muy buena, bebimos un poco de sake, bastante más fuerte que el que habíamos tomado en Tokyo, también comimos más cosas que no recuerdo como se llaman. Al terminar volvimos a casa, donde esperamos a que fuera hora de salir de marcha, unos durmiendo, otros escribiendo a mano el diario de viaje, o en el PC contestando correos. Pasadas unas dos horas, a eso de las 23h, salimos a dar una vuelta por Numazu. No vimos muchas tabernas abiertas, así que acabamos en una que conocía Take, tomando unas cervezas y una tapa de albóndigas y bambú. Comprendimos la obsesión de los viejos por hacer fotos al bambú brotando del suelo en el parque imperial, y es que nos explicó Take que para que esté sabroso hay que recogerlo cuando comienza a brotar del suelo y hervirlo durante horas, con especias imagino. El tabernero nos explicó que había estado toda la mañana por el campo para recoger el bambú y cocinarlo, sea como sea estaba muy bueno el bambú que había preparado el hombre y creo que pocas veces probaremos algo así. Después de estar dos horas hablando y conociendo al tabernero y las dos únicas clientas de unos 36 años, nos hemos acercado a la que parecía la única disco abierta pero además de ser muy cara parecía de ambiente gay, muy rara. Ni entramos, lo mejor era volver a casa y coger fuerzas para el dia siguiente.


Meme musical

Otro meme que llega a la blogosfera, la diferencia entre este y otros memes estriba en que en este hay que elegir a 5 bloggers para que continúen la cadena

Testigo recibido de: blackshell y cek

Tamaño total de los archivos de música de mi ordenador: 1,06 GB.

Último disco que me compré: Sonatas de Mozart

Canción que estoy escuchando ahora: silencio…..

5 canciones que escucho un montón o que tienen algún significado para mí:
Codlplay – Clocks
Take on me – A-ha!
Guns ‘n’ Roses – Knockin On Heaven’s Door
Quinta Sinfonía – Beethoven
Novena Sinfonía – Beethoven

Personas a las que les paso el testigo, o mejor dicho, el marrón:
1. Borja
2. Pjorge
3. Joi Ito
4. Enekyn
5. A liarla en la India


El club Pi 1000

A partir del artículo sobre el póster de PI, Alvy desde Microsiervos nos reta a:

¿Cuántos dígitos de Pi puedes recitar de memoria?

¿Y de e?

Lo que me ha hecho recordar una antigua página web de un club donde entran los que se saben los 1000 dígitos de Pi de memoria. Hay miembros del club que se saben hasta 22500 dígitos. Si consigues entrar en el club se supone que podrás poner en tu web el siguiente distintivo:

pi

Por si queda alguna duda yo no pertenezco al club pero intenté memorizar las primeras decenas usando truquillos que podéis encontrar por Internet. Memorizar los 100 primeros dígitos de Pi os costará poco tiempo usando trucos mnemotécnicos.
De hecho hay otro club para los 100 primeros dígitos cuya frase para hacerse publicidad es:

Pi TO 100 DECIMAL PLACES! Learn it and you can become a member of club 100! One of the most coveted nerd clubs on the Web!

Pero ¿Qué utilidad tiene todo esto? Aquí tenéis algunas de las razones. Otra opción es batir el Record Guiness que está en 42.000 dígitos. ¡¡Ánimo!!