Mileuristas y los Ingenieros

Este fin de semana aparecía un artículo en El país donde se habla de la generación de los “mileuristas”.

Pertenecen a la generación más preparada de la historia de España. Rondan la treintena, son universitarios y saben idiomas. Pero los bajos sueldos, la sobreabundancia de titulados y los cambios sociales les han impedido llegar a donde pensaban llegar. Comparten piso; no tienen coche, ni casa, ni hijos y ya se han dado cuenta de que el futuro no estaba donde creían

Aquellos jóvenes “sobradamente preparados” (másters, idiomas, estancias en el extranjero) que a duras penas consiguen sueldos mensuales superiores a los 1000 Euros. – Por Ramon

En mis tiempos de instituto todo eran promesas: “Si te haces ingeniero tendrás la vida solucionada, y más si haces algo relacionado con las nuevas tecnologías”, “Al terminar la carrera vendrán las empresas a buscarte y se pelearán por tí…” . Pero aquella edad dorada terminó, ahora las únicas empresas que se pelean por nosotros son las “consultoras” que nos ofrecen a los ingenieros sueldos pésimos que a veces no pasan de los 800 euros y condiciones de trabajo aun peores, con la excusa de que nos ofrecen formación contínua y posibilidad de ascender durante los años. Trabajando en un McDonalds en Tokyo cobraría bastante más y mis condiciones de trabajo seguramente serían mejores.

Algunos me dirán: “Es que el boom de las tecnologicas ha terminado, ahora es el boom de la construcción”. Esto es una verdad en parte, mis compañeros que estudiaron Ingeniería de caminos y similares ahora tiene puestos de trabajo decentes y son contratados “como Ingenieros”. El problema de otras ingenierías como la Informática y la de Telecomunicaciones es que no se nos considera realmente como ingenieros. No se como está el tema de los telecos, pero para los informáticos no hay legislación alguna que proteja las competencias profesionales que tenemos, “cualquiera” puede ir a montarle la red de ordenadores a un hospital, pero no todo el mundo puede diseñar un hospital.

¿Los ingenieros de caminos colocan ladrillos cuando terminan la carrera? ¿Los ingenieros informáticos programamos cuando terminamos la carrera? Un ingeniero de caminos es el encargado de dirigir; un ingeniero informático, un ingeniero de telecomunicaciones también debería ser el encargado de dirigir, de crear, de tomar decisiones de alto nivel, investigar, inventar; en vez de pasarnos la vida poniendo ladrillos (programando, soldando circuitos etc) . Al fin y al cabo es para lo que se nos ha formado, es un desperdicio usar a alguien con grandes conocimientos de ingeniería del software para programar cuatro hojas de excel que lleven la contabilidad de una empresa, y es que somos el país donde menos correspondiencia hay entre lo que estudiamos y lo que hacemos.

Visto el panorama las opciones que yo veo son:

  • 1.-Hacerse mileurista y esperar a ver que pasa frustrándote cada día.
  • 2.-Seguir estudiando y esperar a ver que pasa pero aprendiendo cosas cada día
  • 3.-Montar tu propia empresa y demostrar que vales más de lo que otros consideran.
  • 4.-Irse fuera de España.
  • 5.-Hacerse funcionario.
  • 6.-Buscar algún enchufe para entrar en algún buen puesto.
  • 7 .-Reinvindicar, crear un nuevo modelo alternativo, altermundista… o ir a las barricadas. La queja que se encierra en sí mísma… no produce más que depresión y parálisis. – Por Ramón

Yo me estoy debatiendo entre las opciones 2,3 y 4, ya que la opción 1 y la 6 van en contra de mis principios. Sobre la opción 4: irse fuera, simplemente con irse a Francia la situación ya es muy diferente. Por ejemplo, los ingenieros de telecomunicación están muy valorados, la diferencia de sueldo y condiciones de trabajo puede ser astronómica solo con moverse desde Barcelona a Toulouse. Mis amigos que marcharon a Alemania son más que “Dosmileuristas” y no están “colocando ladrillos/picando código” , y hoy en día el coste de la vida en Alemania no es mucho mayor al de España. Seguramente el alquiler de un piso en cualquier gran capital europea (De los 15) sea muy similar.

Os he mostrado las opciones que yo conozco, escoged la que queráis y si sabéis de alguna más comentádmela.

Leer más sobre el tema:


La virtud de la humildad

La modestia y la humildad son valores muy importantes para comportarse correctamente en Japón. Los japoneses son humildes por definición, no importan la clase social, el talento, los estudios o el trabajo del individuo; se supone que todos deben de comportarse de forma modesta. Uno de los elementos que ayuda a ensalzar y mantener la humildad como algo fundamental en los tiempos que corren es el idioma Japonés, que tiene formas honoríficas del habla para ensalzar las virtudes de quien estamos hablando y formas del habla para rebajarnos a nosotros mismos.

La forma más típica para mostrar nuestra humildad es rebajando nuestros propios logros y ensalzando los de los demás. Por ejemplo, si nuestro jefe en la empresa nos dice que nuestro trabajo en las últimas semanas ha sido perfecto; nosotros debemos contestar que nos es mérito nuestro, que los últimos logros han sido gracias a las enseñanzas que nos ha inculcado él y la empresa en la que trabajamos.

Otro ejemplo lo encontramos a la hora de hacer regalos. Supongamos que vamos a regalar unas galletas a nuestro jefe, en ese momento deberemos decir: “Sumimasen, tsumaranai mono desu ga.” Esto se podría traducir como “Perdona, lo siento por regalarte algo tan nimio”, en esta fórmula ensalzamos la figura del jefe haciéndole entender que se merecería un regalo mucho mejor. Esta fórmula también se aplicaría a la inversa, en el caso de que el jefe nos hiciera un regalo. Sin importar la condición, todos en Japón debemos ser humildes para respetar su forma de ser. A veces se dan casos en los que alguien al tener demasiadas ambiciones y mostrar demasiado su poderío acaba por ser marginado en la empresa y en la sociedad. Hay libros escritos sobre casos en los que alguien prometedor ha terminado limpiando los lavabos de la empresa porque era demasiado ambicioso y los jefes se asustaron, los japoneses ven la ambición como una amenaza, como algo que desequilibra el sistema y podría derribarles en el futuro.

La extrema humildad de los Japoneses quizás sea una de las razones por las que no existen muchos líderes mediáticos Japoneses. Comparando las dos grandes economías mundiales: ¿Cuántos grandes empresarios Japoneses conoces? ¿Cuántos grandes empresarios Estado Unidenses conoces?. Ahora mismo en Japón dos de los empresarios más conocidos son el de Sony y Nissan que justamente son Estado Unidenses.

En relación a todo esto, hay varios refranes en japonés:

“Nou aru taka ha tsune wo kakusu” – Las águilas con talento esconden sus uñas
“Deru kui wa utareru” – Las estacas que sobresalen pueden ser amartilladas.


La palabra “Google” fue inventada por un niño de 9 años

¿Cuál es el origen de “google” o “googol”?:

“El matemático norteamericano Eward Kasner pidió en una ocasión a su sobrino de nueve años que inventara un nombre para un número muy grande: diez elevado a 100, un uno seguido por cien ceros. El niño le llamó googol. He aquí el número: 10 000 000 000 000 000 000 000 000 000 000 000 000 000 000 000 000 000 000 000 000 000 000 000 000 000 000 000 000 000 000 000 000 000. Cada uno de nosotros puede hacer números muy grandes y darles nombres extraños. Intentadlo. Tiene un cierto encanto, especialmente si la edad de uno resulta ser nueve años. – Cosmos de Carl Sagan

Los creadores de Google pensaron que sería una buena forma para nombrar a un “aparato” que trata de organizar billones de datos en Internet. Cambiaron un poco la forma de escribirlo y se quedó en Google, el nombre de una de las más grandes compañías del mundo.