Entrevista a Jasp de http://nuncajamas.com

¿Eres feliz?

Aunque suene a cuento… ¿Crees que no puede serlo una persona que tiene a su lado a una Wendy maravillosa y que vive volando entre ilusiones y nuevos proyectos en Nunca Jamás?

Sinceramente SI. Siempre me he considerado una persona optimista y soñadora, pero sobre todo luchadora. Luchadora para ser feliz. Gracias a ello pude darle un giro a mi vida, en una nueva tierra, con un nuevo trabajo, con nuevos amigos y nuevos retos por delante. No hay que tener miedo a volar. Creo que la felicidad es la capacidad que tenemos para aprovechar las oportunidades que nos brinda la vida, y desde luego yo no voy a dejar escapar las mías.


Jasp cortando Jamón

Cuéntandos tu vida en cuatro líneas

De ascendencia cordobesa, pero jienense de pura cepa, asomé la cabeza a este mundo un 22 de Junio. He tenido tan buena infancia que me resisto a abandonarla. Algún día los niños dominarán el mundo.

Eso si, mi afán de organizar y controlar todo me llevó a estudiar la Licenciatura de Administración de Empresas. Antes de acabar la carrera ya estaba trabajando como Auditor Junior y un poco más adelante, como sueño personal, desarrollé junto a unos buenos amigos nuestro propio proyecto; una empresa de Organización de Eventos para estudiantes. En paralelo a todo esto, descubrí el maravilloso mundo de internet y las nuevas tecnologías donde creo que he hecho prácticamente de todo y no me piensen mal 😉 Mi afán autodidacta con la red me dejó la cabeza llena de chichones pero un sinfin de gratificantes experiencias y muy buenos amigos.

Más detalladamente, ¿Cómo terminaste en Galicia?

Me ha venido de perlas esta pregunta porque ya se me acababan las “cuatro lineas” de la pregunta anterior. Precisamente una de esas experiencias en internet fue una emisora de radio que monté para un canal del irc hispano (#la_vida_es_bella). Pinchaba todas las noches y había muy buen ambiente. Durante una de esas veladas (aún guardo el log XD), entró ella, pidió ayuda para escuchar, le eché un cable, le dediqué una canción… y ahora, mientras veo la lluvia caer “nesta miña terra gallega”, estoy deseando llegando llegar a casa para abrazarla.


Wendy&Jasp

¿A que te dedicas?

Soy economista y aunque esta profesión suene a números, calculadoras o gráficas, no deja de ser una ciencia social y eso es lo que más me gusta. Actualmente estoy en un conocido grupo de empresas gallego donde dirijo una nueva línea de negocio en el sector de la decoración. Nos dedicamos a importar muebles, artículos de regalo y textil hogar desde países asiáticos y los distribuímos al por mayor. Así que me muevo entre contenedores y llamadas al Índico. Para no extenderme más, si queréis ampliar esta información, hice una reseña en esta dire


Soul Yu y Jasp

¿Es difícil trabajar con asiáticos?

Es particular; diferente a hacerlo con empresas españolas o europeas. Ahora mismo tenemos proveedores en China, Vietnam, Hong Kong, Filipinas, Indonesia, India, Tailandia y Taiwan. Hay que tener en cuenta que la mayoría de estos países, son estados en vías de desarrollo, con economías que crecen rápido, pero que son débiles, donde lo importante es producir y no vender ya que tienen toda la producción asegurada.

Producir, producir, producir. Ellos están obsesionados con enviar contenedores a Europa, cuantos más mejor. De hecho, en sus estadísticas es un elemento de prestigio. En este sentido, son empresas que recuerdan desgraciadamente a las rígidas estructuras británicas durante la Revolución industrial; estructuras extremamente piramidales de organización, y un absoluto afán por mejorar los costes, fundamentalmente la mano de obra. Auténticas economías de escala. ¿Estereotipos empresariales en Asia? Venga me mojo un poquillo, pero espero que lo tomen sólo como eso (una opinión totalmente subjetiva, basada en mi experiencia y siempre desde un punto de vista laboral y, por qué no, con un toque ácido):

Los indios son extrovertidos, bastante machistas, rara vez suelen enviar lo pactado y discuten mucho por cuestiones financieras. Tienen muy buen textil.

Los tailandeses son muy alegres, extrovertidos y trabajadores. También suelen cumplir lo que pactan. Destacan los productos derivados de fibras naturales y las piedras preciosas.

Los chinos suelen ser introvertidos, y tan trabajadores que muchas veces hacen las cosas por inercia sin saber si están bien o mal. Buenos Cuadros y espejos.

Los indonesios son tranquilos pero muy constantes y pacientes. Son mis mejores amigos. Buenos muebles.

Los japos…mmm… esos mejor los cuentas tú.

Una cosa sí; absolutamente todos, cuando estás a punto de cerrar una operación si presionas, son capaces de realizar descuentos inimaginables en Europa.

¿Algún consejo para el joven emprendedor?

Lo más importante para alguien que quiere comenzar con su propio negocio es tener claro que debe ser diferente a los demás, bien en el producto que venda, o bien en la forma de satisfacer una necesidad. Cualquier emprendedor debe tener la cualidad innata de saber detectar que es lo que falta en el mercado, o si hay alguien que lo está haciendo mal. Ese es el punto por el que debe empezar. Después es fundamental el trabajo diario, que con el tiempo siempre da sus frutos y la constancia. La no desesperación ante las adversidades, que siempre las va a haber.En España debemos cambiar la filosofía del miedo a crear una empresa. Tiene que ser un esfuerzo conjunto de gobierno y ciudadanos.

Hoy por hoy, el autoempleo debería ser una alternativa muy clara para la gente que va a entrar en el mercado laboral y no un “coco que asusta”. Yo animo a la gente joven a crear su propia empresa. Una idea única, exclusiva y original puede llevarse a la práctica si uno quiere.

¿Cómo te metiste en el mundo de los blogs?

En diciembre de 2002 haciendo una búsqueda por internet fui a parar al buen blog de Johny, Diario de un Rocker, y aquella “web tan distinta”, llena de anotaciones como un periódico, de pensamientos e historias, enlaces y comentarios de otros usuarios de internet, me atrajo tanto y me produjo tanta curiosidad que iremediablemente acabé en el ajo.

Empecé en zona libre, y pronto me mudé bitacoras.com. Ahora, desde hace muy poquito estoy estrenando un nuevo dominio y alojamiento.

Véndenos tu blog nuncajamas.com

Mejor, que se venda él mismo en forma de telegrama:

Soy un blog personal [STOP] y no me avergúenzo de ello [STOP] El autor que me escribe habla sobre su vida [STOP] sobre sus sentimientos [STOP] sobre cómo ve el mundo y las personas que le rodean [STOP] Escribe con el corazón y crea [STOP]

Soy un diario en toda regla [STOP] pero también me puedo permitir el lujo de hablar de lo que otros haban [STOP] de internet [STOP] de marketing [STOP] de tecnología [STOP] de cine [STOP] o de música [STOP] con la gran diferencia [STOP] de que ellos no se atreven a
contar intimidades [STOP]

En definitiva [STOP] me siento único, personal y original [STOP] Somos los blogs personales, casi una especie en extinción [STOP]

¿Cómo conociste a Kirai?

Ja, esa si que es buena, porque no recuedo el cómo. Creo que fue hace dos años y medio más o menos, cuando ambos compartíamos alojamiento en bitacoras.com. Su blog empezó a convertirse en una auténtica droga. Recuerdo que a finales de octubre de 2004 lo describí con estas palabras:

“Si tuvieran que nombrar el mejor weblog del año, ese sería el de Kirai. Ejemplo auténtico de un cuaderno de bitácora virtual. Excelente manual para visitar Japón y no morir en el intento, con infinidad de explicaciones, descripciones e imágenes pero sobre todo y haciendo honor a su nombre, un paraíso de pequeños y agradables dulces tecnológicos para los más geeks”.

Así que como admirador y como vecinos de hosting, pronto empezamos a contarnos batallitas por el messenger y ya cuando se fue a Japón nos pasamos al Skype 😉 Aún no he tenido ocasión de conocerlo en persona pero algo me dice que cuando eso ocurra no habrá mucha diferencia con el geek buena gente que conozco hasta ahora 😉 y al que, por cierto, tengo que agradecerle que se haya acordado de mi en su espacio de entrevistas.

Gracias también a todos vosotros si habéis llegado hasta el final.

Una frase

“Un hombre con una idea nueva es un loco hasta que la idea triunfa”