Confesiones, Confessions, 告白

Confesiones (Confessions, 告白), de Tetsuya Nakashima fue la película japonesa nominada este año a los premios Óscar de este año. Es una película basada en la novela de Kanae Minato, uno de los libros más vendidos en Japón en el 2008.

Todavía no había visto la película hasta que me la recomendó el otro día mi hermano. Es un thriller psicológico en el que una profesora de instituto se convierte en una cruel asesina que quiere vengarse por la muerte de su hija. La película toca muchos problemas sociales bastante candentes en el Japón actual como el ijime (Bullying, acoso escolar), el sistema educativo japonés y el SIDA. Aunque muy diferente, me ha recordado en algunos aspectos a Battle Royale de Takeshi Kitano.

¡Muy recomendada!

Confesions


Japoneses durmiendo 13

Nueva edición de mi colección de fotos de japoneses durmiendo. Siempre, con todo mi cariño hacia los japoneses, yo también le he encontrado la gracia a eso de dormir en cualquier lado.

Sleeping japanese

Sleeping japanese

Sleeping japanese

Sleeping japanese

Sleeping japanese

Sleeping japanese

Sleeping japanese

Sleeping japanese
¿Quién me mando esta foto? ¡Es genial, gracias!

Sleeping japanese

Sleeping japanese

Sleeping japanese
Gracias a Roberto Perez por esta foto


Hacia un país de emisión 0

A finales de los años 70 las zonas urbanas de Kawasaki, Yokohama y Tokio sufrieron grandes problemas de polución debido a la rápida industrialización del país. Desde entonces son muchas las medidas que ha ido tomando el gobierno para controlar las emisiones de la tercera economía del mundo.

Por parte del gobierno, durante los dos últimos años, ha creado varios fondos verdes para promover tecnologías que reduzcan las emisiones y que a la vez ayuden a industrias de diversos sectores a salir de la crisis. Algunas de las medidas, han sido tan originales como animar a los japoneses a no vestir con corbata en verano, siendo el primer ministro japonés el primero en adoptar la medida apareciendo en actos oficiales sin corbata. Teóricamente se ahorra energía porque la corbata da calor y se tiende a poner el aire acondicionado a menor temperatura. La medida, considerada por muchos como absurda ha resultado ser muy efectiva, al menos para concienciar a los japoneses de que es importante no desperdiciar energía incluso en minucias como la temperatura del aire acondicionado.

Un ejemplo más serio, son los subsidios de entre 2.000 y 3.000 euros que animan a los ciudadanos a cambiar sus coches de más de 10 años por coches híbridos o eléctricos. Dos de los coches eléctricos que más se están vendiendo en Japón son el Mitsubishi i-MiEV y el Nissan LEAF. Son coches urbanos capaces de recorrer más de 150 kilómetros sin recargar. Se pueden recargar en casa enchufándolos a la red eléctrica pero el gobierno metropolitano de Tokio y Yokohama están ayudando a desarrollar infraestructura para instalar cargadores en gasolineras. Ya hay 200 gasolineras en Tokio y Yokohama que permiten recargar coches eléctricos. Para finales de año planean tener instalados más de 500 puntos de recarga en el área metropolitana de Tokio. Para los usuarios, el coste por kilómetro es menor que con coches de gasolina. Si hasta ahora Japón ha liderado la revolución de los coches híbridos, este año será recordado como el inicio de la producción en masa de coches eléctricos. Por ahora se están empezando a ver por las calles de Tokio, todavía no está planeada su exportación.

iMiev
El Mitsubishi i-MiEV es uno de los coches eléctricos más populares en Japón.

Por parte de las empresas, están casi todas aprovechando también las ayudas del gobierno y centrándose en crear productos que reduzcan las emisiones. Por ejemplo, todas las grandes de la electrónica ya están vendiendo televisiones con retroiluminación LED. También las bombillas en las casas japonesas están pasando progresivamente a ser LED. Panasonic, además de ofrecer productos concretos para reducir las emisiones, también ofrece soluciones integrales de emisión 0 para casas unifamiliares. La “eco-casa” de Panasonic funciona con energía eólica y solar, las paredes retienen calor en invierno y no dejan entrar el calor en verano, todos los electrodomésticos de la casa son de bajo consumo. Según Panasonic, una familia de cuatro personas puede vivir sin necesidad de conectar la casa a la red eléctrica convencional.

Japón es el mayor productor de células solares. Las japonesas Sharp y Kyocera tienen fábricas por todo el mundo produciendo los componentes fundamentales para construir centrales solares. En cuanto a la potencia solar instalada en Japón, hasta hace poco se consideraba un país algo retrasado hasta este año en el que ha llegado por fin a los 5.000 megavatios. Hasta ahora la mayoría de la energía renovable en las grandes ciudades japonesas era producida en incineradoras de basura, algo no muy bien visto por la comunidad internacional.

El país en el que se firmó el protocolo de Kioto, un país con muy pocos recursos naturales, que importa materia prima y exporta tecnología, afronta muchos retos para reducir sus emisiones durante los próximos años. Son muchos los esfuerzos, tanto por parte el gobierno con varios estímulos económicos de varios centenares de miles de millones de euros destinados exclusivamente al desarrollo y ejecución de tecnologías verdes, como por parte de las empresas que lo ven cada vez más como una oportunidad para renovar todos sus productos y reactivar el consumo.


Sakamoto Ryōma – 坂本 龍馬

Sakamoto Ryōma es uno de los personajes históricos más queridos por los japoneses, considerado como la persona que sentó las bases del Japón actual. Nació en 1836 en el sur de Japón y pronto se convertiría en uno de los últimos samuráis del país, algunos historiadores lo llaman “El samurai renacentista”.

Desde que tenía 14 años estudió kenjutsu, aprendiendo a dominar el manejo de la katana a la perfección, llegando a ser uno de los mejores de su dōjō y entró en un clan de samuráis que hacían frente al Shogunato Tokugawa (Apoyando el retorno del Emperador al poder) que llevaba más de 300 años gobernando japón de forma absolutista.

Sakamoto

El punto de inflexión de la vida de Sakamoto Ryōma fue sue encuentro con Katsu Kaishu, un hombe altamente educado y con mucho interés en aprender sobre occidente, fue miembro de la primera embajada de Japón en los Estados Unidos en 1860. A ojos de Sakamoto Ryōma, la visión de Katsu Kaishu era demasiado abierta y una amenaza para el posible retorno del Emperador al poder. En diciembre de 1862 Ryoma entró en casa de Katsu Kaishu decidido a matarlo. Pero nada más entrar en la casa se encontró cara a cara con Katsu Kaishu el cual el preguntó:

“¿Has venido a matarme? Antes de matarme, espera a que tengamos una oportunidad de hablar”.

Sakamoto Ryōma aceptó hablar y después de escuchar la visión que tenía Katsu Kaishu sobre el futuro de Japón entendió que al fin y al cabo sus posiciones no estaban tan distanciadas y que se podían alienar. Sintió profunda admiración por él y en vez de matarlo al final de la conversación decidió convertirse en su discípulo aprendiz. A partir de ese primer encuentro, juntos serían la pieza clave para cambiar el porvenir de Japón en tan sólo 6 años decisivos en la historia del país, convirtiendo el Japón feudal en una nación moderna abierta al mundo.

En 1866, Sakamoto Ryoma consiguió que las provincias de Satsuma y Chosu, hasta entonces rivales, se aliaran para hacer frente juntos al Shogunato Tokugawa. Sakamoto Ryoma era hábil negociando y trantando con gente, tenía muchos conocidos con poder. Las fuerzas militares de Satsuma y Chosu harían frente al Shogunato en la que pasaría a la historia como la guerra Boshin.

Sakamoto

Además de conseguir unir fuerzas militares de diferentes clanes para derribar el Shogunato, Sakamoto Ryoma también se aseguró de sentar unas bases para construir el nuevo Japón. Esas bases las dejó por escrito en llamado “Programa de los 8 puntos”:

  • 1.- El poder político de todo el país deberá volver a estar en manos de la Corte Imperial.
  • 2.- Dos cuerpos legislativos: una cámara alta y una cámara baja deberán ser establecidas. Todas las medidas del gobierno deberán ser decididas en base a la opinión general.
  • 3.- Los nobles y gentes de alto estatus deberán ser empleadas como consejeros y las “oficinas tradicionales” del pasado deberán de ser abolidas.
  • 4.- Los asuntos exteriores deberán ser controlados según las regulaciones establecidas basadas en la opinión general.
  • 5.- La legislación y regulaciones de tiempos anteriores deberán olvidarse y un nuevo código deberá ser elegido.
  • 6.- El ejército deberá ser ampliado.
  • 7.- Una Guardia Imperial deberá ser establecida para defender la capital.
  • 8.- El valor de los productos, oro y plata deberán ser ajustados según los estándares internacionales.

Durante el 1866 y 1867, Sakamoto Ryoma jugó uno de los papeles principales en las negociaciones para conseguir que el Shogun Tokugawa Yoshinobu se retirara del poder. Desafortunadamente, Sakamoto Ryoma no vivió para ver su sueño cumplido, fue asesinado en Kioto a los 33 años, tan solo un mes antes de que se llevara a cabo la Restauranción Meiji basada en gran parte en sus ideas. La primera constitución del nuevo Japón se basó también en el “Programa de 8 puntos” de Sakamoto Ryoma, una constitución que llevaría a Japón a ser una potencia económica mundial y también (Desafortunadamente) una potencia militar con ambiciones imperialistas que terminaron llevando al país a la miseria y sufrimiento en 1945.

Los japoneses consideran que Sakamoto Ryoma cambió el curso historia de Japón en tan sólo 6 años, a día de hoy todavía no se sabe quien mató a Sakamoto Ryoma, son muchos los sospechosos, pero todavía no se sabe con certeza. Sobre su vida hay multitud hay escritos multitud de libros, películas, teleseries, manga etc. Yo hasta ahora tenía poca idea Sakamoto Ryoma, he aprendido sobre él y sobre la restauranción Meiji leyendo este fabuloso libro: Sakamoto Ryoma and the Meiji Restoration. Cuenta todo el proceso (desde un punto de vista histórico basado hechos) por el que pasó Japón para que eventualmente se llevara a cabo la restauranción Meiji y el papel fundamental que tomó en ella Sakamoto Ryoma.

También estoy viendo Ryoma-den, una teleserie (La más vista en Japón el año pasado) basada en la vida de Sakamoto Ryoma pero añadiendo elementos de ficción y dramatizando los momentos clave de su vida.

Sakamoto
El actor Fukuyama Masaharu interpreta el papel de Sakamoto Ryoma en la teleserie Ryoma-den, una de las más vistas en Japón en la actualidad.