1Q84 tercer libro

Terminé de leer el tercer libro de 1Q84, seguramente no habría hecho falta un tercer libro pero parece ser que Haruki Murakami sintió que era necesario. Esta tercera parte sigue con la estructura de un capítulo por personaje, pero en vez de dos, son tres los personajes que se van alternando. Me gustó aunque no es tan intenso como los dos primeros libros y “concluye” más cabos sueltos de lo que esperaba para ser Murakami.

Lo leí en japonés pero estoy con ganas de tener en mis manos la versión en español de Tusquets Editores para volverlo a leer.

1Q84

Con palabras corro el peligro de spoilearos así que os lo cuento con fotos.

.

Setagaya walk

.

.

Enoshima

不眠症

.

.

Enoshima

Enoshima


Ignacioizquierdo.com cumple 1000 posts

Ignacio ya escribió 1000 posts en su blog, mil aventuras que nos lleva contando desde antes de venir Japón, durante su vida en Japón y durante su viaje alrededor del mundo. Voló el tiempo, ya hace más de dos años desde que le despedimos y desde que le entrevistamos. Si tuviera que elegir uno de los mil posts que ha escrito hasta ahora me quedo con Los secretos de Pascua:

Desde la cima de la colina Maunga Pu A Katiki, se podía apreciar casi la totalidad de la isla. Comparada con la inmensidad del salvaje Pacífico que lo rodeaba, la Isla de Pascua, la más remota, se veía diminuta. Alejado de todo, en mitad de la más absoluta de la nada y con una superficie árida, casi desértica, llena de cicatrices. Una historia de Muerte. seguir leyendo

Si tuviera que elegir una foto entre las más de 10.000 que tiene en su flickr me quedo con está que tomó en Mongolia:

Si tuviera que elegir tres frases suyas me quedaría con:

“Vive tu vida, es más tarde de lo que crees” – Ignacio Izquierdo

“Hay quienes dicen que llegada una edad es hora de asentar la cabeza. Decepcionémosles.” – Ignacio Izquierdo

Dudo mucho que lo olvide así como dudo mucho que me vaya completamente de aquí, pues como leí hace tiempo, nunca te vas del todo de los sitios donde has sido feliz. – Ignacio Izquierdo

Para celebrar estos primeros mil ha hecho un pequeño inciso y nos ha honrado a algunos dejándonos escribir un post en su maravilloso blog, hoy me tocó a mí (¡Gracias, que ilusión!). Así empieza mi post en el que termino hablando de las tetas de Scarlett Johansson:

Parece que fue ayer cuando nos tomamos la última en el bar que frecuentaban Charlotte (Scarlett Johansson) y Bob Harris (Bill Murray) en Lost in Translation en la cima del hotel Park Hyatt la noche antes de que Ignacio se marchara de Japón. En realidad nunca se fue, Ignacio sigue aquí con nosotros… seguir leyendo


10 ideas originales para pasar el día en Tokio

En guías de viaje, en mi libro (Que ahora tenéis disponible en Amazon.es) y en esta sección de mi blog encontraréis montones de lugares “imprescidibles” si visitáis Tokio con poco tiempo. Si tenéis tiempo de sobra y os apetece hacer algo más alternativo, algo menos “turístico”, a continuación va un listado de 10 ideas para pasar un rato entretenido en la capital de Japón:

  • 1.- Dar una vuelta corriendo al Palacio Imperial. El Palacio Imperial sí que sale en las guías de viaje y te imaginas que va a ser impresionante, ¡Allí vive el Emperador de Japón, tiene que ser precioso! Llega el día en que te acercas a verlo y te llevas la gran decepción, no hay nada que ver allí. Ves a los turistas que se acumulan en un puente medio bonito a hacerse la típica foto para el álbum de viaje y ves a los habitantes de Tokio corriendo alrededor del Palacio.

    No recuerdo la primera vez que fui a correr alrededor del Palacio del Emperador, tampoco recuerdo la última, pero sí que recuerdo haberlo pasado bien siempre. Una de las veces que fuimos el año pasado Xavi, Pablo, Sara y yo, nos paramos un momento y nos hicimos esta foto “supertramps style” delante del famoso puente:

    Supertramps picture by Xavi

    Creo que el recorrido completo son unos 4,7 kilómetros. Si os animáis a dar la vuelta al Palacio recordad correr en el sentido contrario a las agujas del reloj.

    Saturday morning run at Tokyo Imperial Palace - SPORT TIME
    Ikusuki desafiando a los guardas del Palacio.

    Saturday morning run at Tokyo Imperial Palace - SPORT TIME

  • 2.- Jimobocho: es un barrio que no llama la atención, que no sale en las guías de viaje, que está allá medio perdido en una zona aparentemente aburrida cerca de la estación de Tokio. Parece que está cerca de todo y a la vez lejos, quizás por eso tardé tanto en pasarme por allí a ver a perderme en el interior de decenas de tiendas de libros de segunda mano. Si amáis los libros, si os gusta la sensación de caminar entre estanterías de libros (incluso cuando están escritos en un idioma que no podéis leer), os encantarán las librerías de Jimbocho.

    Jimobocho

    Leer más sobre Jimobocho.

  • 3.- Shinjuku Gyoen. Shinjuku Gyoen es el parque “segundón” después del número uno por excelencia que es Yoyogi. El parque de Yoyogi es divertido y espontáneo, te enamora desde el principio. En cambio Shinjuku Gyoen te enamora poco a poco. Es un parque mucho más tranquilo que Yoyogi (Excepto cuando hay hanami), también es mucho más bonito y está muy bien cuidado. Pasear por Shinjuku Gyoen te relajará y te hará olvidar que estás en una urbe con decenas de millones de personas.

    Jimobocho

    Leer más sobre Shinjuku Gyoen.

  • 4.- Mori Art Museum. Lo que más me gusta de este museo es que son muy originales a la hora de montar exposiciones. Está en la Mori Tower en Roppongi Hills donde podéis disfrutar de las vistas panorámicas a la ciudad durante la visita al museo. Una de las exposiciones que más me gustaron fue Sensing Nature del verano del año pasado (ver fotos), ahora tienen una exposición “Metabolism, The city of the future” que tiene muy buena pinta. Consultad la web oficial del museo para ver si tienen algo que os interesa antes ir, las exposiciones suelen ser trimestrales.

    Mori Art Museum

    Mori Art Museum

    Mori Art Museum

  • 5.- Jardines del norte de Meiji Jingu. Meiji Jingu es uno de los lugares más turísticos de Tokio. Lo que pocos saben es que el recinto del templo es mucho más grande de lo que parece y lo más bonito se esconde “detrás del templo” donde hay una especie de parque con un lago. Me encanta pasear por esa parte escondida del templo donde a veces puedes caminar durante un buen rato sin encontrarte con nadie y conseguir fotos como esta que parece mentira que fueron tomadas en el centro de Tokio.

    Snowy Tokyo

    Seguir leyendo en: Meiji Jingu iluminado y Bodas en Meiji Jingu.

  • 6.- Avenida de lo ginkgos. No conocí esta preciosa calle hasta finales del 2008. Mi primer encuentro con ella fue perfecto, fue un encuentro de color amarillo, los ginkgos estaban esplendorosos. El mejor momento para pasearse por esta avenida es a finales de noviembre y principios de diciembre, aquí tenéis los detalles para preparar la visita.

    Icho Namiki 銀杏並木

  • 7.- Restaurantes y bares por Shimokitazawa. Otro de esos barrios que pasan desapercibidos a los turistas pero que es uno de los lugares más interesantes de Tokio para perderse una tarde viendo tiendecitas cucas de cosas de segunda mano o simplemente quedarse mirando a la gente pasar. El barrio también es conocido por los tokiotas por sus buenos restaurantes, sus bares y sus “Jazz Clubs” . Perdeos por sus callejuelas y entrad en el bar, restaurante o jazz club que más os llame la atención.

    .

    .

    Seguir leyendo: pintadas en Shimokitazawa, Photowalk en Shimokitazawa y Paseando hacia Shimokitazawa.

  • 8.- Golden Gai. Es una de las zonas más curiosas de Shinjuku. Son cuatro callejones llenos de bares diminutos, cada cual más raro. Hay un bar donde puedes escuchar flamenco, hay bares regentados por cantantes japoneses retirados y los que más me gustan son los que tienen las paredes llenas de fotos de algún fotógrafo japonés. Con mucha suerte dicen que te puedes encontrar con Daido Moriyama paseándose por los callejones de Golden Gai, dicen que suele estar por allí.

    Golden Gai night

    Golden Gai night

    .

    Ghost

    No plan

    No Plan

    Invocando

  • 9.- Tokyo Art Beat . Si estoy falto de ideas y necesito hacer algo refrescante acudo a Tokyo Art Beat, una web excelente. Tienen un listado de casi todos los eventos “artísticos” de Tokio con horarios detallados y mapas para llegar al lugar.

    アートフェア東京 ART FAIR TOKYO

    アートフェア東京 ART FAIR TOKYO

  • 10.- Sacando fotos por Shibuya. Shibuya tiene algo que inspira a mi cámara, algunas de las mejores fotos de mi libro Momentos las conseguí paseando por este barrio. No os dejéis guiar por las calles principales, perdeos por sus callejones, no tengáis miedo, perderse “de verdad” en Tokio es casi imposible. Si vais a sacar fotos de noche por el barrio, una de las cosas que más me gusta es jugar con la luz de los neones.

    Only boring rain, no snow

    梅雨

    Rainy and hot

    Yellow

    ,

    Shibuya HDR
    Fotazo HDR de esas que duelen a los ojos

    Seguir leyendo: categoría Shibuya.


Cigarras – セミ 蝉

Confieso que durante mi primer verano por estas tierras el canto de las cigarras (Semi, 蝉) me desagradó. El calor, la humedad y el berrido ensordecedor (Literalmente) de las cigarras pueden llegar a agobiar a aquellos inquietos que nos gusta andar siempre por las calles y lugares de Japón. Los que viajasteis por Japón en verano sabéis a lo que me refiero, los que no, imaginaos el canto de las cigarras hasta el punto de que no puedes oir hablar a la persona que está a tu lado. No soy el único al que el canto de las cigarras le agobia:

El canto de la cigarras
agrava tanto el calor
que desearía que cortaran los pinos
sobre los que cantan. – Yayū Yokoi, un poeta japonés del siglo XVIII (Más poemas japoneses sobre las cigarras )

En aquel entonces me quejé un poco de las cigarras, no me llamaron la atención, fui bastante indiferente. Después de dos veranos japoneses, estaba en otoño en España y vi la película El verano de Kikuhiro – Kikuhiro no Natsu. Sentí muchísima nostalgia al escuchar el canto de las cigarras en algunas de las secuencias de la película. Estaba muy a gusto de vacaciones en España, pero al ver esta película de Takeshi Kitano, me entraron ganas de volver a Japón a volver a escuchar sus insectos veraniegos. Desde entonces, cada vez es más el aprecio y cariño que siento por esa melodía que nos regalan las cigarras japonesas.

Semi
Ilustración del libro Chūfu Zusetsu encontrada en Entomoblog.

Todavía recuerdo el momento en el que oí a la primera cigarra cantar este año, fue al final de la época de lluvias, paseando por el parque de Hibiya, cuando ya había caído la noche. Era el canto de una higurashi solitaria, su canto es el que más me gusta, es el más melodioso y es un acompañamiento perfecto en los atardeceres.


El canto de la cigarra higurashi.

De aquel paseo por Hibiya ya pasaron dos meses, ahora, el verano termina, las cigarras mueren, se deja de oir su canto y caen de los árboles anunciándonos la llegada del otoño. En mi twitter lo conté a través de este haiku que escribí en japonés:

落ちた蝉、
海の風、
夏の終わり。@kirai

Aasiain lo tradujo al español:

Caen las cigarras,
se acercan los tifones,
se va el estío. – @aasiain

Las cigarras se pasan varios años bajo tierra alimentándose de la savia de raíces de plantas. Hay especies que están unos 15 años bajo tierra, creo que en el caso de las especies japonesas son unos 7 años. Después de todos esos años desarrollándose salen al exterior, hacen la metamorfosis, cantan durante unas semanas, se aparean y mueren al unísono con el fin del verano. El canto y la corta vida en el exterior de las cigarras son tema recurrente en cuentos populares, anime, cine, novelas, poesía y música enka.

Hay muchas especies de cigarras en Japón (Unas treinta), las más conocidas son la tsukutsukuboshi (Su canto suena “tsuku tsuku boooo shi”) y la minminzemi (Su canto suena “min min min miiiiinnnnn”). Aparte de la higurashi, estas son las dos únicas que he aprendido a reconocer hasta ahora, todavía me queda mucho que aprender sobre ellas, en Entomoblog detalla la cronología de nueve de las especies más conocidas:

Semi
Vía Entomoblog


Tsukutsukuboshi. ¿Podéis discernir el “tsuku tsuku boooshi” ?


Minminzemi. “Minn minnn minnnnnn”


Y otro vídeo con el canto de la higurashi. Escucharla paseando por las montañas es una experiencia bastante mística, es como si te pasearas por los escenarios de una película de samurais.


El sonido de varias especies de semi entremezclado


Para terminar, un video chorrada de Ronald McDonald imitando el canto de diferentes especies de cigarra.

En lo alto de un pino
una cigarra solitaria
se aferra a los últimos rayos de sol . Entomoblog

Si no os cansasteis y queréis saber más sobre las semi seguid leyendo en:


7 años en Japón

Llegué con 23 y hace poco cumplí 30 años. Parece que fue ayer cuando llegué a este lugar que se me hizo tan ajeno y que ahora siento como mi hogar. ¿Japón se hizo a mi, o yo me hice a Japón? Cuando voy a España me siento raro en mi tierra y cuando vuelvo a Tokio me siento en mi salsa. Llegué siendo un niño y en Japón aprendí a vivir en el mundo de los adultos, podría haber sido en cualquier otro lugar pero por alguna razón fue aquí. No me puedo imaginar como sería mi vida ahora si nunca hubiera venido, supongo que también sería feliz pero mi realidad sería muy diferente.

Vi el mundo desde Asia, viajé mucho, visité lugares que sorprendieron a mi imaginación, aprendí un idioma que quizás cambió mi forma de pensar, viví en una de las ciudades más grandes del mundo que cada vez siento más pequeña pero que todavía me sigue estimulando con nuevas sensaciones. Trabajé y trabajo con el que trajo la WWW a Japón, con uno de los que trabajó en Sony en el equipo del Walkman, con gente sencilla que hizo y sigue haciendo cosas increíbles, con gente de la que aprendo cada día y me río con ellos a la hora del almuerzo.

El lugar y el trabajo definen gran parte de nuestras realidades pero lo que realmente marcaron mis años en Tokio fueron los amigos y amigas. Amigos que estuvieron de paso por Tokio, amigos que van y que vienen, otros que vienen a Japón solo porque quieren verme, amigos que hice en Tokio y que se fueron, amigos que hice en Suiza, en California, en Australia y otros rincones del mundo que luego vinieron a verme.

No hay nada que me ponga más triste que ver a personas queridas desaparecer de las fotos de grupo que nos hacemos en Tokio. Personas que justo cuando les empiezas a tener cariño dejan Tokio para seguir con el camino que eligieron para su vida y te ves obligado a empezar a echarlas de menos.

Veo las fotos de hace 6 años, veo las fotos de hace 3 años, veo las fotos de hace un mes y me encuentro con las caras de Yanis que vive ahora en Grecia, con Pierre que se fue a Paris, con Álvaro que está Nueva York, con Fer que se enamoró Singapur, con Ignacio que se fue a dar vueltas al mundo con su cámara, con Ema que se fue a Italia con los suyos, con Alain que se fue a surfear a Okinawa, con Koto que se fue a San Francisco, con Adriaan que se fue a Holanda huyendo de la radiación, con Xavi que estuvo unos meses en Tokio y luego se volvió a Bangkok, con Carlos que cada día me sorprende con sus emails desde Madrid, con Johan que se fue con su família a Suecia, con Sara que hace tan solo una semana estaba aquí con nosotros y ahora vive Manhattan…

No solo echo de menos su presencia en las fotos, también echo de menos sus conversaciones, sus chistes, sus sonrisas, sus preguntas, sus explicaciones, sus dudas, sus quejas… los admiro a todos ellos. Cada uno de ellos único, cada uno de ellos insustituible.

Son muchos los que vinieron y se fueron, pero también somos muchos los que seguimos aquí y otros nuevos que empiezan a compartir su camino con nosotros y nosotros con ellos. Somos una generación global, una família global, Internet nos hace sentir más cerca allí donde estemos pero los aviones siguen siendo igual de “lentos” que hace 40 años.

Una generación de aquellos que decidieron marcharse a perseguir sus sueños y a conquistar el mundo. Una generación que sabemos de todo lo bueno y excitante de vivir en una ciudad global como Tokio, Londres, Paris, San Francisco, Singapur o Nueva York, y que también sabemos el dolor que se siente cogiéndole cariño a personas que sabes que antes o después se irán al otro lado del océano.

A mi madre, que ya no sabe cómo decirme lo mucho que me echa de menos le prometo subirme más al avión para que me pueda ver en real en vez de através de una pantalla. A los que os fuisteis de Japón también os prometo ir a veros allí donde estéis, aunque tenga que dar varias vueltas al mundo, y a los que vinísteis a Tokio solo para verme también.

A toda mi familia, amigos y amigas que siento a mi lado por muy lejos que estén pero que en el fondo de mi corazón desearía que estuvieran aquí en Tokio conmigo o yo con ellos allí donde estén. A todos ellos les dedico estos 7 años en Japón, no fue Tokio, fueron ellos los que los que hicieron estos años tan especiales, fueron ellos los que me hicieron mejor persona. Os deseo todo lo mejor en el camino que tomasteis. ¡Gracias y hasta luego!

19.- Lo importante no es el lugar donde vivas sino la gente de a tu alrededor que comparte tu vida. Cuida de ellos todo lo que puedas. – De mi post de los 30 años