Polémica por entregar una carta al Emperador

El viernes, Taro Yamamoto, un miembro de la cámara alta del gobierno japonés, entregó en mano una carta manuscrita al Emperador. En ella explica su preocupación por lo que está pasando en Fukushima y las complicaciones que están teniendo para desmantelar los reactores.

Se ha montado debate en la programas de televisión y en internet. Algunos han pedido que Taro Yamamoto pida perdón y dimita por haberle dado la carta al Emperador. No porque no estén preocupados por el tema de Fukushima sino porque resulta que según la constitución japonesa al Emperador no se le debe mezclar en temas políticos.

Emperador
Momento en el que Yamamoto le entrega la carta al emperador.

Sucedió en una fiesta que organizó la Agencia Imperial en los jardines de Akasaka. Al llegar a la fiesta los invitados reciben un mapa de los jardines y una serie de normas a seguir como por ejemplo “No sacar fotos de la familia imperial”. Un oficial de la Agencia Imperial ha declarado: “En las instrucciones de la fiesta no nos molestamos en escribir que no se pueden entregar objetos a la miembros de la familia porque nos pareció sentido común. Lo que ha hecho el señor Yamamoto nos ha causado un gran problema” (Fuente: Asahi Shinbun).

Parece ser que Yamamoto desconocía el protocolo y tampoco era plenamente consciente de que al entregar la carta estaba mezclando al Emperador en temas políticos. Ha pedido perdón pero dice que no va a dimitir a no ser que alguien le eche.


El templo de los otakus/frikis – Kanda Myojin

A cinco minutos caminando desde Akihabara, el barrio de la tecnología y el frikismo de Tokio, se encuentra el templo sintoísta Kanda Myōjin (Google Maps). A simple vista parece un templo de lo más normal pero si entramos…

Kanda

Kanda

En la zona donde venden omamori お守り (Protectores) me encuentro con este omamori especialmente creado para los trabajadores de la industria de información y tecnología. Uno de sus poderes es proteger tu ordenador ante cualquier ataque de virus. Normalmente los omamori que venden en cualquier templo sintoísta son para proteger ante la enfermedad, evitar accidentes de tráfico o traer buena suerte en los estudios. El omamori para aparatos electrónicos es único de Kanda Myōjin.

Kanda
Omamori de Kanda Myōjin especial para aparatos electrónicos con un diseño que se asemeja al de un chip.

En la zona de ema (絵馬) también se nota la influencia del barrio vecino de Akihabara. Normalmente en las tabletas de madera ema escribes un deseo y la dejas colgada en el templo. Aquí me encontré con que casi todas las ema tenían un dibujo de algún personaje de anime, manga o videojuego junto al deseo ¡Algunos de los dibujos son superdetallados!

Kanda

Kanda

Kanda

Kanda

Kanda

Kanda

Kanda

Kanda

Kanda

Kanda

Kanda

Kanda

Kanda

Kanda

Kanda

Kanda

Kanda

Kanda

Kanda

Kanda

Kanda

Hablé más sobre este templo en un programa de la NHK World que podéis ver aquí (tres minutos de video en inglés).