Curiosidades varias paseando por Tokio

Una de las cosas que molan de Japón es que si eres curioso el pozo no tiene fondo. Aquí comparto con vosotros algunas de las últimas fotos de cosas varias que me llamaron la atención paseando por Tokio que se han ido acumulando en mi smartphone.

Este hombre es famoso por el mero hecho de pasear a sus gatos y viajar con ellos por todo Japón. El amo de los gatos se llama Masahiko Suga y tiene 53 años.

Un cepillo para limpiarse los zapatos de 157.000 yenes… ¡más de 1000 euros!

Estas chicas van vestidas a la moda de Harajuku de hace 10 años… andaban por Shinjuku.


Hotel del amor que se llama “Lios”

Una caja cartón donde puedes poner paraguas que no quieras llevarte de vuelta a casa porque se te ha roto. Visto en una estación de tren un día en el que los vientos de un tifón eran tan fuertes que rompían los paraguas.

Nuestro querido Ultraman


El templo zen Tōfukuji

El Tōfukuji (東福寺, Tōfukuji) es un templo zen en el sureste de Kioto. Sus pabellones se desperdigan en una zona verde enorme poblada por árboles que en otoño colorean el paisaje. El mejor momento para verlo en pleno kouyou es a finales de noviembre pero el resto del año también es más que bello. Es uno de los templos Zen más importantes en Kioto.

La puerta estilo sanmon del Tōfukuji tiene 22 metros de altura y es la puerta zen japonesa más vieja (desde el año 1425 sin haber sido reconstruida). Las puertas estilo sanmon (三門) no están en todos los templos zen, solo en los más grandes. El San 三 (Tres) antes del 門 (Puerta) indica que está compuesta por tres entradas. Cada una de las entradas también tiene un nombre, la de la izquierda es la kūmon (空門 puerta del vacío), la del centro es la la musōmon (無相門 la puerta sin forma) y la de la derecha es la muganmon (無願門 la puerta de NO pedir deseos).


Esta es la puerta sanmon de Tōfukuji que está declarada como tesoro nacional

El conjunto de estas tres puertas: la del vacío, la sin forma y la de no pedir deseos; simbolizan los tres lugares por los que hay que purgarser antes alcanzar la iluminación. Pasar a traves de ellas te ayuda a liberarte de: la codicia, el odio y la ignorancia. Por eso también se llaman sangedatsumon (三解脱門 la puerta de las tres liberaciones).

Aparte de la puerta sanmon, lo más bonito del Tōfukuji son los jardines. Hay varios, cada uno con un estilo, algunos con rocas grandes y musgo que las adorna, otros llenos de vegetación y varios secos con grava y piedras. Todos ellos fueron diseñados por Mirei Shigemori. Uno de los jardines más bellos del recinto es el Kaizandō, que está escondido al otro lado del puente tsutenkyo. Un puente con techo de madera que tiene 100 metros de largo y cruza un riachuelo que va a desembocar al kamogawa.


El puente de madera Tsutenkyo, cuyo nombre se podría como el puente para cruzar el cielo


Vistas desde el puente.

El Kaizando es un jardín seco como el Ryoanji pero no es simétrico, una zona del rectángulo de grava está ocupado por setos y rocas. Lo bonito, en comparación con el Ryoanji es que detrás no ves una simple pared es un jardín con setos y pinos japoneses. Otra de las diferencias es la forma de arrastrillarlo, en el Kaizando lo hacen de forma que queden dibujados cuadrados de varias tonalidades diferentes.

Localización en google maps de Tofukuji.

Desde Kyoto Station, con la línea JR Nara line, se tardan dos minutos en llegar a la estación Tofukuji Station.


Japoneses durmiendo 29

Vuelve un clásico básico de este blog, más fotos de japoneses durmiendo plácidamente en cualquier lugar.


Este no estaba dormido… pero casi

Series anteriores de Japoneses durmiendo:


Festival Pikachu

La segunda semana de agosto se celebró en Yokohama una especie de festival-carnaval con todo tipo de eventos sobre Pikachu. Nosotros fuimos un sábado y vimos como un pikachu era nombrado capitán del barco Nippon Maru, conseguimos las gorras de pikachu, vimos un zepelín sobrevolando la ciudad de pikachu, también vimos pasar un barco-autobús de pikachu y el principio de un concierto también temático de pikachu.

Todas celebraciones estaban llenas de niños pero también de adultos jugadores de Pokémon Go. Por supuesto, aparecieron pokémons especiales y también pikachus prácticamente en cualquier lugar de la ciudad.

Os dejo con las fotos que lo explican mejor que mis palabras y al final del blogpost un video de los que compartí en instagram que he subido a youtube: