Category Archives: GuíaJapón

El Monte Fuji desde Hakone

La primera vez que fui a Hakone fue un día de lluvia y no vi el Monte Fuji sobre el lago Ashi.

Hace nueve años, fui a Hakone otra vez aprovechando la visita de mis padres. Reservé un ryokan tres noches. “Si estamos tres días seguro que lo veremos asomarse” le dije a mi madre paseando por la orilla del lago la primera noche.

Cada mañana, la ilusión de poder verlo, me despertaba antes que a mis padres. Con legañas en los ojos, salía vestido con yukata al jardín del ryokan a comprobar si habría suerte o no. Pero una neblina eterna, que parecía salida de una novela de Oscar Wilde cubría con su velo el Monte Fuji y todas las demás montañas y bosques que nos rodeaban.

Nos fuimos de Hakone sin verlo.

Con el tiempo he aprendido que el Monte Fuji se deja ver cuando menos lo esperas, a veces es tímido y otras veces es un descarado. Hay meses de invierno que su pico nevado me da los buenos días cada mañana cuando abro la ventana junto a mi escritorio. En verano me abandona, escondiéndose en el horizonte calimoso de Tokio y dejándose ver tan solo los días después de que una tormenta veraniega o un tifón haya limpiado el cielo.

Hace unas semanas fui por tercera vez a Hakone. Esta vez mis expectativas eran mínimas. Nada más bajarme del autobús, todavía somnoliento y medio mareado después de media hora de curvas de carretera de montaña, entré en una tienda 24 horas a comprarme un café sin siquiera mirar hacia el lago.

“Mira papá, se ve el Monte Fuji” dijo un niño mirando por la ventana de la tienda 24 horas. Me giré hacia la ventana mientras esperaba a que la máquina de café terminara, y allí estaba él, observándome las espaldas sin decir nada.

Me senté a beber el café al borde del lago Ashi, me acompañaban a varios pescadores que dejaron la caña a un lado y la sustituyeron por el smartphone con el que sacaron todas las fotos que pudieron porque sabían que el espectáculo no duraría. Enseguida llegaron las nubes, que comenzaron abrazando al Monte Fuji por abajo dejando la cima flotando en el cielo. En cuestión de minutos terminaron por cubrirlo entero llevándoselo a otra dimensión.

hakone5

hakone1

hakone3

hakone4

hakone2

hakone6


Kuzuryu 九頭竜, el dragón de las nueve cabezas

Cuenta la leyenda que el cruel dragón de las nueve cabezas Kuzuryu 九頭龍 llegó a Hakone y se asentó a vivir en las aguas del lago Ashi. Una vez al año, obligaba a los habitantes de los poblados de alrededor del lago a ofrecer una de sus mujeres como sacrificio.

Para satisfacer al dragón, decidieron echar a suerte la elección de la mujer a sacrificar lanzando una flecha con plumas de color blanco al aire y viendo en qué casa aterrizaba. La familia propietaria de la casa en la que caía la flecha tenía que ofrecer a una de sus hijas al dragón Kuzuryu.

Vivieron atemorizados hasta que les visitó un monje llamado Mankan. El monje se enfrentó al dragón de las nueve cabezas usando una maldición que lo encadenó para siempre a una roca del fondo del lago.

Hakone
El lago Ashi en Hakone.

El monje construyó un santuario dedicado al dragón Kuzuryu. Desde entonces, el dragón se ha convertido en una especie de protector del lago Ashi, y en vez de sacrificios humanos se contenta con que los visitantes al santuario le den arroz con alubias.

El 31 de Julio de cada año se celebra un festival en el que los locales navegan con sus barcas hasta el centro del lago Ashi y tiran arroz con alubias al agua.

Hakone

Hakone

Hakone

Hakone

Hakone

Hakone

Hakone
El lago Ashi al atardecer.

Enlaces para visitar el santuario y el lago:

Localización en Google Maps

Web oficial del templo Hakone


El Buda de Ueno

En el parque de Ueno sobre la cima de una loma, bajo la sombra de los árboles yeyakis y enokis, se esconde la cara del que fue el Buda de Ueno antes que fuera destruido por el gran terremoto de Kanto de 1923. La estatua de bronce del Buda medía más de tres metros de altura y vigilaba desde lo alto del parque todo el recinto del templo Kanei-ji.

Cuando llegó la guerra, en vez de reconstruir la estatua, el gobierno ordenó fundir el metal de para producir armamento. Usaron el cuerpo del Buda, un símbolo de la armonía de la vida y la paz, para producir armas para matar. Supongo que es una de esas ironías de un país que dice abogar por la paz.

Lo único que dejaron sin aprovechar fue la cara del Buda, que se puede visitar aquí.

budaueno2

budaueno1

budaueno3

budaueno4
Más que la cara del Buda lo que más me atrajo del lugar fue esta puerta negra con un símbolo de dharma

budaueno5

budaueno6

budaueno7

budaueno8
Este es el aspecto que tenía el Buda con el cuerpo entero


El barrio de Ultraman – Soshigaya Okura

La productora Tsuburaya se fundó en 1963 cerca de la estación Soshigaya Okura en el barrio de Setagaya, Tokio. Tres años más tarde lanzaron Ultraman, la franquicia que más dinero les ha dado y les lanzó a la fama mundial. Aunque las oficinas ya no están en Soshigaya Okura han dejado huella en el barrio, de hecho el nombre alternativo de la zona es “Ultraman Town”.

Por las calles de Soshigaya Okura se ve a Ultraman en prácticamente cualquier rincón: hay estatuas, farolas, pósters de publicidad, souvenirs e incluso una cafetería temática. Si sois fans de Ultraman es una visita obligada.

8717431952_2db14b3179_b

12847541685_e79fda9aca_c

18297549453_a2041c20e8_z

18297552123_7bfe847887_z

18297557053_d89cbd0dde_z

18730500460_416c624ef4_z

18730511870_a9e98d702e_c

18730530210_5baf7c895a_z

18730530950_e467bcae7c_c

18730540018_abff96444e_b

18730543120_0ffc2f02f2_c

18730547118_0b4974090d_c

18730553738_7f7f9052b0_z

18732014169_154b6da99b_z

18732028599_3fb88437a0_z

18732050789_413539a976_z

18891941676_64a16a5b19_b

18912941232_39a5658c93_c

18912967422_136afb8d0a_z

18918175645_84c5d41f43_c

18918211695_51b03729b0_z

18918215565_38fb871287_z

18921077541_8a48dd8c9e_z

18921101131_7e529e1258_z

Para llegar a Soshigaya Okura lo mejor es usar la kínea Odakyu desde Shimokitazawa o Shinjuku usando el tren local (Los trenes exprés no paran)

Anotaciones relacionadas:


Tokyo Bay Aqua-Line, cruzando la bahía de Tokio

Desde que miré por primera vez la bahía de Tokio con Google Maps en el 2005 siempre he tenido curiosidad por saber qué es la torre que sobresale en el mar más o menos en el centro.

bahiatokyo5

Si hacemos zoom esto es lo que se ve:

tokyobay6

Se llama 風の塔 “la torre del viento” y fue construida por Kajima Corporation. Parece una antena pero no resulta que es un sistema de “ventilación” para la autopista que pasa por debajo del mar llamada Tokyo Bay Aqua-Line. La torre del viento no se puede visitar, pero la zona de descanso 海ほたる Umi-hotaru “La luciérnaga del mar” que se encuentra justo al final del túnel sí que se puede visitar.

El otro día cruzamos la bahía por debajo del mar usando la Tokyo Bay Aqua-Line, pasamos por debajo de la “torre del viento” y paramos en “La luciérnaga del mar” a tomar un café y sacar fotos. Para entrar en la autopista Tokyo Bay Aqua-Line desde el centro de Tokio lo mejor es cruzar primero a Odaiba por el Rainbow Bridge.

aqualine1

aqualine2

aqualine3

Cruzando por debajo del mar, máxima velocidad 80km/h.

aqualine4

Al llegar a la zona de descanso 海ほたる Umi-hotaru “La luciérnaga del mar” aparcamos el coche y nos dimos una vuelta. Daba la sensación de que estábamos en un barco. El edificio tiene varias plantas y todas llenas de tiendas, restaurantes y por supuesto un Starbucks.

aqualine24

aqualine7

aqualine8

aqualine9

aqualine10

aqualine11

aqualine12

aqualine13

aqualine14

aqualine15

Eso que parece una estatua junto al mar es parte de la maquinaria que se utilizó para perforar el túnel de la autopista.

aqualine16

aqualine17

aqualine18

aqualine19

aqualine20

aqualine21

aqualine22

aqualine23

aqualine25

aqualine26

aqualine28

aqualine29

aqualine30

aqualine5

aqualine6


Cruzando el Rainbow Bridge

El Rainbow Bridge (Puente arco iris) es un puente colgante de casi 800 metros que conecta el centro de Tokio con Odaiba. Lo más fácil es cruzarlo con la linea Yurikamome o en coche, pero si sois aventureros mola mazo cruzarlo a pata. Las vistas, sobre todo al atardecer, son espectaculares.

Desde la estación Shibaurafutou se llega en dos minutos caminando (hacia el sur) a la entrada para peatones del puente donde se puede elegir entre la ruta sur y la ruta norte. Por la ruta sur, con mucha suerte se puede ver el Monte Fuji al horizonte, nosotros como teníamos el día nublado elegimos la norte para tener mejores vistas al centro de Tokio.

rainbowbridge7

rainbowbridge1

rainbowbridge2
Javi haciendo la segunda mitad de bajada en monopatín.

rainbowbridge3

rainbowbridge4

rainbowbridge5

rainbowbridge6

rainbowbridge8

rainbowbridge9

rainbowbridge10

rainbowbridge11

rainbowbridge12

rainbowbridge13