El Buda de Ueno

En el parque de Ueno sobre la cima de una loma, bajo la sombra de los árboles yeyakis y enokis, se esconde la cara del que fue el Buda de Ueno antes que fuera destruido por el gran terremoto de Kanto de 1923. La estatua de bronce del Buda medía más de tres metros de altura y vigilaba desde lo alto del parque todo el recinto del templo Kanei-ji.

Cuando llegó la guerra, en vez de reconstruir la estatua, el gobierno ordenó fundir el metal de para producir armamento. Usaron el cuerpo del Buda, un símbolo de la armonía de la vida y la paz, para producir armas para matar. Supongo que es una de esas ironías de un país que dice abogar por la paz.

Lo único que dejaron sin aprovechar fue la cara del Buda, que se puede visitar aquí.

budaueno2

budaueno1

budaueno3

budaueno4
Más que la cara del Buda lo que más me atrajo del lugar fue esta puerta negra con un símbolo de dharma

budaueno5

budaueno6

budaueno7

budaueno8
Este es el aspecto que tenía el Buda con el cuerpo entero

3 respuesta a “El Buda de Ueno”

  1. Lo dices como si los Japoneses de hoy en dia fueran los mismos que llevo a Japon a la Guerra Mundial…

    «Supongo que es una de esas ironías de un país que dice abogar por la paz.»

    Despues del trauma que supuso el ataque nuclear la mentalidad japonesa evoluciono hasta lo que es hoy dia, una cultura antinuclear y antiguerra (salvo por los ultimos movimientos del gobierno conservador, que parece querer acabar con esas ideas…).

    Hoy Japon es un pais pacifista, en la epoca de la guerra mundial, evidentemente no.

Comentarios cerrados.