Shirakawa-go

Shirakawa-gō es el último lugar superturístico de Japón que todavía no había visitado. La razón principal por la que no había pasado por esta aldea idílica es porque está en un lugar bastante apartado en el norte de la prefectura de Gifu.

Nosotros decidimos ir con un coche alquilado desde Takayama (A donde se puede llegar fácilmente en tren desde Nagoya). Conducir desde Takayama hasta Shirakawa-go es simple, casi todo es una autopista con poco tráfico y muchos túneles, pasamos por uno de 11 km de longitud.

Pasear por las calles de Shirakawa-gō es tan bello como se ve en las fotos. Cuando llegamos, a las ocho de la mañana, éramos casi los primeros en llegar y pudimos caminar por las calles del pueblo prácticamente en solitario dando la sensación de que estábamos explorando el Japón del pasado.

A partir de las diez, las hordas de turistas invadieron cada rincón del pueblo… si queréis tranquilidad, cuanto antes lleguéis mejor, o quizás a por la tarde-noche cuando ya se va la gente.

Las casas de Shirakawa-go se siguen construyendo y manteniendo siguiendo la técnica gasshō-zukuri 合掌造り. Es una forma de construir casas de madera que es ideal para lidiar con las inclemencias del clima de este lugar en invierno.


6 thoughts on “Shirakawa-go”

  1. Lluis, es un pueblo auténtico. Es decir, la gente vive en el… pero funciona como atracción.
    Son una pasada, y es cierto, hay que llegar temprano. Nosotros llegamos a primera hora a Sikarawa, sobre las 7h, y es precioso… un rato después empezó a llegar gente y se rompen las sensaciones. Entonces nos fuimos a seguir la ruta.

    Kirai, hay dos pueblos más así en la zona: Taira y Kamitaria en la zona de Toyama. Las visitamos hace el mes pasado, en un viaje en bici en el que hemos cruzado casi todo Japón (2 meses). El segundo pueblo lo conocimos buscando un camping que al final estaba cerrado 🙁
    Ahora estamos de descanso en Tokyo, hasta el 22… así que, si apetece un café 😉 todavía hay tiempo jejeje

  2. A mí la verdad es que de mi viaje a Japón esto fue lo que más me decepcionó, para qué engañarnos… Es bonito, pero también está muy masificado y para lo poco a mano que queda no diría que merece la pena…

    De hecho, Héctor, a mí me parece que leí que las casas eran originales pero que el pueblo era falso… Que las habían movido todas para que estuvieran juntas ya que en verdad lo normal era que estuvieran mucho más alejadas entre sí… Quizá me equivoco o no lo recuerdo bien, pero me suena poderosamente.

  3. Muy bonito!. Me ha llamado la atención que alquilaras un coche, porque yo no he estado en Japón, pero la gente que suele ir de turismo, coge el tren bala y no he oido de nadie que vaya y alquile un coche y pensaba la razón, si es muy caro, se puede conducir con un carnet europeo, no merece la pena porque es mejor el tren? Muchas gracias

  4. Yo también alquilé un coche. Lo consideré útil en un lugar donde no llega el tren para no depender de horarios de autobuses y dado que el precio del billete no es muy diferente de un alquiler “renta-kā”.

    Fui por el aspecto friki.
    Todos sus alrededores son parte de peregrinaje otaku por el anime “Higurashi no naku koro ni”, donde la villa de Ogimachi (este pintoresco barrio de Shirakawa-gō) se conoce como la ficticia villa de Hinamizawa.

    En su templo Hachiman (“Templo Furude” en la ficción), se pueden ver todas las tablillas ema con dibujos aludiendo a la serie. (Todas, sin excepción.)

    Allí pude hacer una noche con cena y desayuno tradicional japonés en una de estas casas características que hacen que la villa, junto a Gokayama, sean patrimonio de la humanidad por la Unesco.

    Y con un descuento que dan en estos minshuku, probé un onsen por primera vez; el Onsen de Shirakawa-go, que tiene un pequeño rotemburo. Tras un pequeño paseo nocturno, junto a los canales llenos de carpas que iluminaba con una linterna prestada, y un paraguas del que me protegía de la suave lluvia de otoño. No he conocido nada mejor en el mundo. 🙂

Comments are closed.