Vaciar antes de seguir llenando

Uno de mis objetivos este año es simplificar mi vida a todos los niveles y evitar añadir complejidad aunque muchas veces me sienta tentado por curiosidad/impulsos/presión social.

Hoy me encontré con este Koan que me recuerda lo importante que es vaciar antes querer volver a llenar.

Nan-in sirvió el té y cuando la taza del invitado se llenó siguió llenándola.

El invitado, al ver que el té se estaba saliendo de la taza dijo: “Ya está llena, ¡no cabe más té!”

– Como esta taza, – dijo Nan-in – estás lleno de tus propias opiniones y especulaciones sobre el mundo. ¿Cómo te puedo enseñar lo que es el Zen si no vacías primero tu taza?

Este es mi año de trabajar menos, de viajar menos, de tener menos proyectos, de leer menos, de comprar menos, de apuntarme a menos eventos, de ver menos películas/series, de sacar menos fotos, de escribir menos… el 2016 es el año de vaciar mi taza. ¿Y la vuestra, está llena o vacía?

te

10 respuesta a “Vaciar antes de seguir llenando”

  1. Déjame al menos acabar de leer “qué te importa lo qué digan”, de Richard Freynman, quiero ver qué clase de héroe es Fleynman, no das tiempo jajajaja 😉

  2. No hay mejor forma que vaciar la tasa que Brindar!

    Brindemos Hector, por este año de simplificar la existencia!

  3. Que gran reflexión en cuatro palabras, gracias por recordarnos que al final es cuestión de vaciar y listo, son puntos de inflexión por los que todos antes o después hemos de pasar. Un saludo!

  4. Si hacer todo eso que dices crees que te va a proporcionar aquello que necesitas, pues adelante. Mucha suerte.

  5. Gran Hector! Desde hace mucho y desde lugares diversos te sigo leyendo… y casi siempre me haces pensar… y no me va mal 😉 creo que por primera vez yo he empezado antes una de tus reflexiones. Desde principios del 2015 yo ya empecé a vaciar y ahora la vida se ve de otro modo, todo mas relajado, pausado, hay mas tiempo para todo… hasta al turistear viajando le he puesto freno, cosa que me parecia imposible pues era lo que mas ansiaba dia a dia… que cosas ahora me llena ver crecer las flores de mi jardin, caminar a mi aire, un capuccino junto al fuego… situaciones que antes ni valoraba pese a tenerlas… hay que vaciar para volver a llenar, hay que poner y aparte para iniciar un nuevo texto… hay que volver a ilusionarse, con lo que a ti te venga en gana!

Comentarios cerrados.