Category Archives: Suiza-Cern

Mi experiencia en el CERN cuatro años después

Antes de venir a Japón, hace cuatro años estaba trabajando en el CERN en Suiza. ¡Cómo pasa el tiempo! Dentro de poco el LHC se pondrá en marcha y mucha gente me está preguntando sobre mi experiencia en el CERN y si pienso que el mundo se va a acabar o no. Contestando la segunda pregunta sobre fin del mundo, no creo que se vaya a terminar el mundo porque el LHC comience a funcionar en septiembre. Lo que sí creo es que el LHC va a reactivar la física a nivel mundial, sobre todo la física de partículas que está bastante “atascada” desde hace casi 20 años. Todo el mundo científico espera que se detecte por primera vez el boson de Higgs, la partícula responsable de dar masa a todas las demás partículas del universo. Pero yo creo que lo mejor y más interesante serán los descubrimientos inesperados, estoy seguro que se descubrirán muchas cosas no predichas por la física teoría y seguramente haya que rehacer el Modelo Estándar.

Sobre mi experiencia en el CERN podéis leer muchas cosas en esta categoría (Hay muchas fotos y enlaces rotos pero se puede leer) y de todas formas hago en repaso con fotos a lo que fue una de las experiencias más increíbles de mi vida.

CERN
where the Web was born… Estuve trabajando en el laboratorio donde nació la web preparando la última fase de procesamiento de datos del LHC basada en tecnología GRID.

CERN
Ahí abajo estamos nosotros y al fondo se ve parte del detector CMS del LHC en el que se producirán las primeras colisiones dentro de unas semanas. Fijaos que en aquellos tiempos (2004) todavía no se había enterrado y aun hay trozos de plástico por desembalar.

CERN
Esos bloques de hormigón se supone que te protegen de la radiación de un “beam” que va por el interior.

CERN
A la izquierda Diego, un físico de partículas italiano nos explica como imaginar la teoría de cuerdas en 11 dimensiones.

CERN
Albert preparando una FPGA para una de las primeras etapas de adquisición de datos del LHC.

CERN
Yo haciendo el payaso en uno de los terminales del LHC, creo que se llamaba nosequé X7.

CERN
Verena, Albert y yo lanzando partículas con el SPS, el acelerador más grande del mundo en su momento y con el que Carlo Rubbia y Simon van der Meer ganaron un Premio Nobel. El SPS, aunque se ha quedado viejo se va a reciclar y se va a utilizar a partir de ahora como inyector de partículas para el LHC.

CERN
Pantallas de control del SPS.

CERN
Albert y yo en una de las estribaciones del SPS, el experimento ISOLDE.

CERN
Solución de baja tecnología para refrigerar un trasto de varios millones de euros.

CERN
No me acuerdo para que servía este trasto.

CERN
Alberto haciendo cálculos a altas horas de la madrugada.

CERN
No se de que me reiría 🙂

CERN
Yo presentando un póster sobre uno de mis proyectos ante el director general del CERN.

CERN
La terraza del Restaurant 1 donde comíamos a base de menús protones. Seguramente es el restaurante con más premios nobeles por metro cuadrado del mundo.

CERN
El detector CMS al fondo, seguramente sea el detector que encuentre el bosón de Higgs

Mis amigos Lorenzo y Verena volvieron al CERN y ahora están trabajando a tope para la puesta en funcionamiento del LHC. Yo lo seguiré todo vía Internet, se podrán ver en directo las primeras colisiones desde aquí el próximo 10 de septiembre. Espero que no haya más retrasos y estemos funcionando a 5 TeV para finales de año.

Y recordad, el LHC es el experimento científico más grande llevado a cabo jamás por la humanidad, ha sido construido con tecnología de más de 100 países, han participado más de 7000 científicos, ha sido construido con dinero de cerca de más de 80 países y servirá para descubrir cosas que cambiarán el mundo a través del desarrollo de nuevas tecnologías de aquí 30-40 años. Habernos puesto de acuerdo TODOS para construir el LHC me parece que es el mayor logro de nuestra civilización y me siento orgulloso de haber puesto un grano de arena en ello.

Pues eso, mi experiencia en el CERN fue más que fabulosa, aprendí muchísimo, el ambiente era increíble e hice montones de amigos/as para toda la vida.

Algunas anotaciones destacadas sobre mi experiencia en el CERN:


50 aniversario del CERN

Hoy se cumplen 50 años de la inauguración del CERN, el mayor laboratorio de física de partículas del mundo situado en Suiza. Allí se hicieron algunos de los mayores descubrimientos de la física de partículas en los últimos 50 años y se ganaron varios Premios Nobeles. Uno de los descubrimientos más importantes fue el de los bosones W y Z, partículas mensajeras en los procesos de interacción débil.

En cuanto al apartado de tecnología, en el CERN se creó la World Wide Web que usamos hoy en día, y ahora mismo están trabajando en el Internet del futuro conocido como el Grid. Proyecto en el cual estuve trabajando yo, este verano.

Para celebrarlo, hoy pondrán en funcionamiento una sistema de iluminación especial por todos los pueblos por los que pasará el futuro acelerador de partículas LHC.

Si alguien está cerca de Ginebra, puede apuntarse a las celebraciones.


Conclusiones del CERN

Antes de marchar hacia Japón aquí van algunas reflexiones sobre mi estancia en el CERN. Quedan muchas cosas por contar sobre todo lo que hice allí en dos meses, si tengo tiempo seguiré escribiendo cosas y por supuesto seguiré con el curso de introducción a la física de partículas.

Todo se podría resumir en que ha sido sin duda alguna el mejor verano de mi vida. En el CERN he encontrado mi ideal de sociedad donde todo el mundo trabaja para la ciencia con ilusión; miles de físicos, matemáticos e ingenieros trabajando codo con codo para lograr un objetivo común: descubrir los secretos del universo.

Pero nada habría sido igual si no hubiera conocido a:

Verena, con la que aprendí miles de cosas sobre física, mates, aparatos y logró separarme de mi querido portátil durante horas :). Su proyecto en el CERN consistía en crear una aguja con una punta diminuta que lanzaría electrones dentro de uno de los haces del laboratorio de Antimateria del CERN, le ha costado mucho pero parece ser que ya tiene una aguja que funciona a 900 V. Durante el curso que viene volverá a Harvard para terminar su último año de Física/Mates. Esperemos que le vaya todo muy bien por aquellas tierras 🙂


En el laboratorio que tiene Harvard dentro del de Antimateria del CERN.

Virginia, con la que aprendí que las chicas superfrikis y que programan en Perl existen ;). Su proyecto en el CERN consistía en testear circuitos analógicos que luego se usarán en el detector CMS del LHC. Durante el curso que viene volverá a Madrid a continuar con su Ingeniería en Telecomunicaciones.


Virginia testeando sus circuitos.

Albert, en él encontré a alguien clavado a mi (en ciertos aspectos 😉 ). Es del año 81 como yo, tiene el mismo portátil, el mismo cargador de pilas, hizo hasta quinto de piano, leía las mismas revistas que yo en el instituto, jugaba al Starcraft y al Neverwinter y más cosas que me dejo en el tintero. Su proyecto en el CERN consistía en programar un servidor web dentro de una FPGA, que es una placa electrónica programable. Ha sufrido mucho porque era un proyecto casi imposible, pero al final la cosa está casi sentenciada. Durante el curso que viene hará el proyecto final de carrera en Francia, trabajando también con FPGAs que se utilizarán posiblemente para misiones espaciales de la ESA y la NASA.


Albert con su querida FPGA. En la pantalla del portátil podéis ver una de las webs que está dentro de la FPGA.

Lorenzo, el que fue mi compañero de habitación. Con el que aprendí las teclas rápidas del Emacs que yo nunca había usado, aprendí también cosas de Php y a ser más feliz aun. Su proyecto en el CERN consistía en analizar datos de un experimento creando un programa en Delphi. Con lo linuxero que es Lorenzo, al principio sufrió mucho al ver los churros de código de Delphi. Al final todo bien y el año que viene a terminar su carrrera de Informática en Italia.


Última foto con Lorenzo.

Diego, con el que aprendí miles de cosas sobre física. Su proyecto en el CERN consistía en programar simulaciones de datos del proyecto ALICE, uno de los detectores del LHC donde se recrearán las mismas condiciones que en los primeros 3 segundos después del Big Bang. Podéis ver parte de su trabajo en su web.Diego hará su proyecto final de carrera en el CERN, seguramente también dentro del proyecto ALICE. Confío en que algún día Diego sea premio Nobel de física.


Diego explicandonos la Teoría de Cuerdas (Última teoría de la física moderna que no entiende nadie, hay que pensar en 11 dimensiones) en un bar de Ginebra.
Albert y yo vamos con una camiseta del proyecto ALICE.

No hemos explicado nada sobre el ALICE en el blog pero prometo un post, porque es uno de los detectores más interesantes del LHC.

Gracias a todos por vuestra compañía en el CERN y que todo os vaya muy bien. Ya nos veremos, porque yo ahora (de aquí 3 días) me marcho a Japón!!!!!

Por ahora hemos quedado todos para el Verano del 2007 en la inauguración del LHC. Así que tendremos más aventuras del CERN en este blog.


Usando el Super Proton Synchrotron

El día 30 estuvimos (Albert, Verena, Virginia y yo ) utilizando durante 4 horas el segundo acelerador más grandes del mundo, el SPS (Super Proton Syncrotron). Poner en funcionamiento todo el sistema durante 4 horas cuesta aproximadamente unos 50.000 euros, sólo 16 alumnos de verano cada año tienen la oportunidad de usar el SPS.

En concreto estuvimos manejando el Beam X7 de la West Area.

La practica consistió básicamente en calibrar el haz/beam y contar partículas utilizando diversos métodos. También tuvimos que escoger las diferentes partículas que “generaba” el beam: electrones, piones, muones y protones.

2759100679_2994cca13f
Calculando la posición óptima de los imanes.

2759101523_de3cf8e888
Controlando el Haz/Beam X7 del SPS

2759942806_4f140d3209
La sala de control del X7

2759943304_80c8822917

2759943048_dd52bc1cbd


Nitrógeno líquido en el laboratorio de Antimateria

Aunque haya vuelto del CERN me quedan miles de cosas que contar. El jueves fui al laboratorio de antimateria donde trabaja Verena. Se trata del único laboratorio del mundo donde se crea antimateria, en concreto se crean átomos de antihidrógeno. Se trata de un área de investigación puntera, el primer átomo de antihidrógeno se creó en el 1996.

Verena trabaja creando unas agujas que lanzarán electrones dentro del acelerador. Lleva todo el verano intentando crear una aguja con un átomo en la punta y que funcione a unos 800 Voltios, pero por ahora todas han salido fallidas 🙁 . Desde aquí muchos ánimos para Verena a ver si le sale ya de una vez una superaguja.

Para testear las agujas se utiliza una cámara de vacío, de la cual hay partes que también ha construido Verena. Para mantener frío el sistema, se utiliza Nitrógeno líquido, el cual está a unos 70 grados Kelvin ( -203 grados Celsius).

Pensé en imitar a Sam Barros y sus peripecias. Aquí tenéis los resultados en forma de vídeo alojados en el servidor Prato Linux en Italia gracias a Maso, mi compañero de habitación en el CERN:

Este artículo va dedicado a Verena, que la estoy echando de menos hoy que no puedo ir a visitarla a su labo de antimateria.


Vuelta a casa

Después de 2 meses inolvidables en el CERN vuelvo a Calpe, mi pueblo de toda la vida para preparar la salida inminente hacia Japón el día 29.

Después de 22 horas de viaje, como buen friki, nada mejor que un bañito en la playa luciendo la camiseta del CERN.

Esta foto va dedicada a toda esa gente que he conocido en el CERN y estoy echando mucho de menos.