CHANGE TO ENGLISH VERSION

Última versión de Asimo

18 de April, 2014 en Robótica

Los ingenieros de Honda llevan ya más de 30 años trabajando en crear el robot humanoide Asimo. Últimamente el aspecto de Asimo apenas cambia pero cada año que pasa es más ágil y rápido a la hora de caminar, correr e incluso bailar. La última versión la presentaron en Nueva York ayer, en el video se ve como es capaz de dar una patada a un balón, servir una bebida e incluso saludar dando la mano.

asimo2

asimo1

Via Japan Today


Patlabor en Kichijoji

13 de April, 2014 en Otaku

Hoy se ha alzado un Patlabor de 8 metros en pleno Kichijoji para promocionar el nuevo Patlabor Next Generation.

Patlabor

Patlabor
Fotos via Huffingtonpost.jp

Anotaciones relacionadas:


Lolita fashion en Shinjuku

13 de April, 2014 en Fashion

Desde que hay tantos turistas pululando por el puente de Harajuku se ve mucha menos juventud vestida siguiendo el estilo de tribus urbanas tokiotas. Antes era casi garantizado ver a lolitas dando un paseo por Harajuku los domingos. Últimamente no se ve tanto pero aun se siguen viendo grupillos que visten tal que si acabaran de salir de una película de animación y fantasía ambientada en una época victoriana alternativa.

lolita1

lolita2

lolita3

lolita4

Anotaciones relacionadas:
Hombres falda Moda verano

Japoneses durmiendo 18

03 de April, 2014 en Chorradas

Wabi-Sabi la novela de Francesc Miralles

02 de April, 2014 en Libros

Me imagino a Francesc escribiendo en su moleskine sobre el encuentro que tuvimos en Tokio hace tres años. Aquella noche terminamos en uno de los bares diminutos junto a la vía del tren en Shibuya hablando sobre Japón y su cultura. Con las notas en sus moleskines sobre sus viajes por Japón volvió a Barcelona y escribió una novela titulada Wabi-Sabi que acabo de terminar de leer.

La leí de un tirón y me encantó. Está muy bien documentada y la considero imprescindible para los amantes de Japón. El protagonista de “Wabi-Sabi” también viaja desde Barcelona hasta Japón, tiene un pequeño encuentro con un personaje que “soy yo” (Qué ilusión aparecer en una novela) y al final termina entrando en un bar diminuto en Kioto donde conoce a…

Wabi sabi moleskine
Me compré la edición en català, las céramicas “wabi-sabi” son de mi madre ;)

Yo también soy de los de tomar notas en libretas y es lo que hice mientras leía “Wabi Sabi” apuntando todos los términos japoneses que aparecen. Francesc los explica todos de forma excelente dentro de la novela pero los voy a listar aquí también por si a alguien le sirve de acompañamiento a la lectura.

Wabi sabi moleskine

- Wabi-Sabi:
Hace un tiempo intenté explicar el Wabi-Sabi como valor estético japonés. Lo fascinante es que Francesc, además de hacernos entender mucho mejor el concepto de wabi-sabi, ha sido capaz de escribir una novela con sabor wabi-sabi, que transmite emociones wabi-sabi al lector.

De toda la novela me quedo con estos dos párrafos sobre el wabi:

“Wabi és la sensació que ens provoca el cel d’un capvespre de tardor, la malenconia del color, quan tot so ha estat silenciat. Aquests moments en els quals per alguna raó la ment no pot explicar-se, les llágrimes comencen a caure de manera incontrolable. ” Kamo no Chomei

“Wabi es la expressió de la belleza com a manifestación de l’energia creativa que flueix a través de totes les coses animades i inanimades.”

- Yukio Mishima: tanto Yukio Mishima como el Pabellón de oro 金閣寺 aparecen brevente.

- Haruki Murakami: se mentan varios libros de Murakami entre ellos: 1Q84, Kafka in the shore, Norvegian Wood, Dance Dance Dance y Al sur de la frontera al oeste del Sol.

- Maneki neko: en uno de los primeros capítulos de la novela se nos introduce en las diferentes leyendas populares sobre su origen sobre el origen de los Maneki Neko.

- Ocha, Kabusen-cha, Gyokuro, Sencha: el protagonista bebe varios tipos de tés japoneses.

- Umami: el quinto sabor.

- Monos de Nikko: Samuel visita un día Nikko y aprende sobre los tres monos sabios

Wabi sabi moleskine

- Ikebana, Haiku, Koan, Zen, Gaijin, Futon, Karaoke, Sumo, Kimono: aparecen muchas palabras japonesas que se han internacionalizado. Aquí tenéis un listado exhaustivo con muchas de ellas.

- La canción del Kinoko: yo esta no la conocía, se puede escuchar en Youtube ;) きっきっきのこ きっきっきのこのこのこのこのこあるいたりしない.

- Kioto: gran parte de la novela transcurre en Kioto y sus barrios

- Geisha geiko: una de las primeras cosas que ve Samuel nada más llegar a Kioto es una geisha.

- Elogio de la Sombra, de Junichiro Tanizaki: nunca he hablado sobre este libro que me fascina aquí en el blog, lo tengo pendiente. Es uno de los mejores libros para entender mejor la luz y las sombras en Japón, en su arquitectura, en sus casas, en su arte, en la vida diaria. Escribí algo en inglés en hi.co

“Asimetría enmascarada por las sombras”

- Monte Fuji: el monte Fuji aparece ante Samuel viajando en elshinkansen hacia Kioto.

- Ryuichi Sakamoto: aparece este músico japonés y su canción Energy Flow.

- Konnichiwa, irashaimase, ohayogozaimasu: al entrar en el ryokan en Kioto, Samuel es recibido con un enérgico ¡irashaimase!

- Otras palabras japonesas y lugares que aparecen brevemente en la novela: yakuza, onsen, yakiniku, hachiko, Hokkaido y los Ainu, Narita, Pachinko, Ginza, caracteres kanji, sake.

Wabi sabi moleskine


El ukiyo-e de Van Gogh

26 de March, 2014 en Tradicional

La estética japonesa empezó a influenciar Occidente desde el último cuarto del siglo XIX, cuando Japón se abrió al mundo permitiendo el comercio de obras artísticas. Varios artistas y coleccionistas residentes en Paris fueron los primeros en interesarse en el arte japonés. Una de las expresiones artísticas que más interés cobró en los círculos de arte franceses fueron los grabados ukiyo-e, comprarlos en cantidad y traerlos a Europa era fácil y gracias a ello se extendieron con rapidez.

Cuando Van Gogh estuvo viviendo en Paris su apartamento estaba apenas a dos manzanas de la galería de arte de Samuel Bing, uno de los mayores coleccionistas de grabados ukiyo-e de la época. Van Gogh se hizo amigo de Samuel Bing, empezó a interesarse en los grabados japoneses y empezó a coleccionarlos él también. De hecho le gustaron tanto que empezó a crear sus propias versiones de algunos de los grabados más famosos de Eisen, Hokusai y Hiroshige.

Uno de los ukiyo-e que cayó en manos de Samuel Bing es este de ciruelos en flor en el templo Kameido Tenjin del que hablamos ayer.

Ukiyoe Kameido
Ciruelos en flor en Kameido Tenjin de Hiroshige.

A Van Gogh le gustó tanto que decidió copiarlo a su estilo utilizando una paleta de colores bastante similar e incluso escribiendo en japonés. Abajo a la izquierda de puede leer Kameido 亀戸.

Ukiyoe Kameido

Otro ejemplo de obra de Van Gogh inspirada por los ukiyo-e japoneses es La Cortesana, una imitación de una obra de Eisen.

Ukiyoe Kameido
Original de Eisen.

Ukiyoe Kameido
Versión de Van Gogh.

Los grabados ukiyo-e llamaban la atención a los artistas de la época porque aun olvidándose de conseguir la perspectiva adecuada, aun siendo composiciones totalmente asimétricas sin colocar el objeto de interés en el centro, aun olvidándose de dibujar los detalles, conseguían crear escenas evocativas, bellas y con mucha energía. Los grabados japoneses manejan la perspectiva de la escena manipulando la realidad, muchos de ellos utilizan varios planos superpuestos creando una falsa sensación de profundidad y casi nunca utilizan sombras. Otras de las características habituales de los grabados son la vividez de los colores en zonas planas y la asimetría e irregularidad wabisabi en la composición.

Además de Van Gogh algunos otros artistas fueron influenciados por el arte japonés. Este pequeño movimiento artístico fue bautizado por una revista francesa como Japonismo. Impresionistas y post-impresionistas como Claude Monet, Edgar Degas, Paul Gauguin o Toulouse-Lautrec tuvieron sus épocas japonistas, los grabados japoneses y la cultura japonesa en general era una fuente de inspiración para ellos. Por ejemplo, Claude Monet pintó un cuadro muy famoso llamado La Japonesa mostrando a su mujer vestida con un kimono y sosteniendo un abanico japonés.

japonismo
La Japonesa, de Claude Monet.



Lo más leído en Kirainet:

Fotografia

Fotografia