Artista de vaginas arrestada

Una artista japonesa llamada Rokudenashiko especializada en escanear vaginas de mujeres “reales” para crear objetos cotidianos con forma vagina ha sido arrestada. Uno de sus productos estrella es una canoa con forma de genitales femeninos. También ha creado fundas para smartphones con el relieve de sus partes íntimas (Escaneándose a si misma) usando una impresora 3D.

Parece ser que ha sido arrestada porque lanzó una campaña de crowdfunding en la que los que daban soporte recibian los datos 3D de los genitales de ella. 30 personas participaron en el proyecto de crowdfunding recibiendo los datos 3D para luego poder imprimir el coño de Rokudenashiko con sus impresoras 3D.

En Japón es ilegal distribuir material “obsceno” de forma electrónica, por eso Rokudenashiko ha sido arrestada al distribuir su vagina en tres dimensiones. Los genitales son censurados en las películas para adultos, el problema que veo con el mundo de las impresoras 3D es que no se puede “censurar” una malla de un modelo tridimensional…

vagina4

vagina1

vagina2

vagina3

Via Kotaku y Mess-y


6 thoughts on “Artista de vaginas arrestada”

  1. Yo no entiendo por qué censuran las cosas en muchos países, lo único que hacen es estropear el arte y la libre expresión. Lo que debería ser ilegal son las leyes de censura, y debería estar permitido distribuir genitales al público si así lo quiere el autor.

  2. El tag de “sexo” te ha quedado algo huérfano si me permites el comentario. Le añadiría “impresoras 3D”, “chuminoartista” e incluso “vaginocriminal”

  3. Que poco dominio del aparato reproductor femenino!! Esa canoa no es de una vagina si no de una vulva.
    No es lo mismo, en inglés si que se confunden a veces, pero en castellano la diferencia es bien marcada.

  4. Gabriel tiene razón, sería más apropiado decir vulva, y menos decir coño, me ha sorprendido mucho leer esa palabra en una entrada de tu blog, la verdad XD (¿escasez de sinónimos?). No entiendo por qué pueden venerarse figuras fálicas con venas talladas al detalle, y no se pueda navegar en el coño de Rokudenashiko… Ojalá cambie esta situación en Japón, y las vaginas puedan ser libres XD

  5. Ángela el problema no es el hecho de exhibir su aparato reproductor, si no que el delito es vender los datos electrónicos para crear la imagen con impresoras 3D.

Comments are closed.