El parque de Hitsujiyama en Chichibu

Chichibu es uno de esos lugares que marcan el final de la llanura de Kanto (Área metropolitana de Tokio) que son ideales para hacer una escapada de la ciudad y disfrutar de la naturaleza. El parque de Hitsujiyama está a unos 20 minutos caminando desde la estación de Seibu-Chichibu (Línea Seibu desde Ikebukuro).

No tiene nada especial excepto en la época de florecimiento de las shibazakura, momento en el que miles de turistas y domingueros lo invaden. Nosotros llegamos unos días tarde cuando ya no había tanta gente pero todavía quedaba una parte florecida que cubría la superficie del parque como si fuera una manta colorida.

Estas son mis primeras fotos con el iPhone X, con algunas probé a usar el modo retrato para añadir “bokeh” al fondo montañoso.


Después de pasar la mañana en la zona con flores y comernos un bento seguimos explorando sin seguir un rumbo definido. Durante el paseo nos cruzamos con un par de santuarios sintoístas, un embalse misterioso, un molino de agua y varias tumbas de familias eminentes.



Este edificio de madera junto al bosque son unos cuartos de baño públicos.


El descanso de media tarde lo hicimos en una cafetería que parecía haber salido de una película de los años 70. Nos sirvieron café recién tostado y molido a la luz de lámparas Wg 24 Wagenfeld.

Para terminar, ya de camino a la estación para volver a Tokio nos encontramos por casualidad un museo en el que mostraban como antiguamente Chichibu era un lugar de gran producción de kimonos de seda. Estuvimos viendo kimonos ya listos para vestir, las máquinas de hilar la seda y también nos explicaron el método tradicional para tintar la tela de los kimonos utilizando únicamente tintes naturales. (Detalles del museo:Chichibu Meisen).


Botes con los tintes para los kimonos en una de las ventanas del museo.

Una respuesta a “El parque de Hitsujiyama en Chichibu”

  1. Hola saludos de un español de turismo por Perú. Nos dirigimos al Machu Piccu.
    Se agradecen estos posts con imágenes gráficas demostrativas. Interesante el vídeo de la carne de Kobe. A ver si pudiera escaparme por Tokio un par de semanas en Noviembre para los Colores de Otoño

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *