Soundpower

Hace tres años publiqué una anotación sobre algunos experimentos que se estaban llevando a cabo en ciertos lugares de Tokyo para transformar la energía de las pisadas de viandantes en electricidad. Hoy he estado leyendo más sobre la empresa que empezó a llevar a cabo aquellos experimentos llamada Soundpower que está especializada en obtener energía de vibraciones y sonidos. No es una tecnología realmente nueva pero están llevando al límite las aplicaciones prácticas y la eficiencia de la obtención de energía simplemente a partir de vibraciones mecánicas.

Uno de los logros más notorios de Soundpower es este puente que almacena energía de las vibraciones que provoca el paso de coches durante el día, y esa energía es suficiente para iluminar artificialmente el puente cada noche.

Luces

Tiene algo de truco, porque toda la iluminación del puente son LEDs de muy bajo consumo. Pero no deja de tener mérito ver cómo han buscado la forma de aprovechar al máximo la energía producida por las vibraciones del puente.


Vídeo en el que se ve en funcionamiento dispositivos reales instalados en Shibuya para obtener energía a partir de pisadas de viandantes


Video que explica con más detalle lo que hace Soundpower.

19 respuesta a “Soundpower”

  1. Tenían que ponerle sensores al pastababas de mi curro cuando come, eso si que generaría electricidad pa mover los servidores de la ofi!!! qué vibración!!! qué movimiento armónico!!!

    De todas formas, si que me parece flipante, ojalá algún día sea una realidad más práctica que teórica y podamos ver más puentes como el de la foto.

  2. Muy interesante la idea, muy innovadora. A ver si traspasa frontersas y hay otros países más que se animan a usar tecnologías aprovechando el entorno que nos rodea, en este caso, el ruido, quien nos lo iba a decir 🙂

  3. Yo había leído algo parecido en una discote, al bailar, las pisadas de los cleintes generaban electricidad para el local. Desde luego, es una iniciativa muy interesante.

  4. Siento ponerme un poco aguafiestas ¿vale?

    Se me ocurre que, el asunto ese que obtiene energia del ruido y vibraciones del trafico durante el dia para luego usarla para iluminarlo durante la noche, solo puede tratarse de un rollete experimental, con vertiente propagandistica, ya que de practico tiene bien poco.

    Digo que es un asunto poco practico basandome meramente en el hecho de que necesariamente debera almacenarse la energia de alguna manera.

    Si el objetivo fuera realmente un sustancial ahorro de electricidad saldria muchisimo mas a cuenta almacenar electricidad de la red de suministro durante las horas valle que, vaya por dios, coinciden mayormente con el horario nocturno. Las horas valle o de muy baja demanda suponen un despilfarro irremediable ya que es preceptivo mantener una determinada tension de servicio, o sea el equivalente a un determinado flujo de agua en el arroyo que fuerce a girar a las aspas de la turbina que mueve el molino de harina.

    Las horas punta tambien representan un despilfarro porque para cubrir esas eventualidades los centros productores han de ser mas numeroros y potentes tan solo al objeto de no quedarse cortos.

    Lo realmente practico seria poder mantener un regimen de produccion mas o menos uniforme, para lo cual nada mejor que almacenar el excedente para aplicarlo en el momento en que asi se requiera.

    El aprovechamiento de la energia procedente del ruido y toda suerte de vibraciones solo tiene sentido aplicarlo a dispositivos que no dispongan de enchufe a la red de suministro o que por la razon que fuere resultare conveniente que no dependan del enchufe.

    En cualquier caso todo, absolutamente todo, depende de la eficiencia, durabilidad y bajo costo del sistema de almacenamiento de la energia. Por interesante que sea el metodo de captacion/generacion, es en su almaceramiento y recuperacion donde reside el quid de la cuestion.

    Si por ejemplo mañana mismo aparecieran unas fabulosas baterias, de digamos nanoasuntos de carbono, faciles de producir, casi eternas y que casi no supongan desperdicio en el proceso de captura y devolucion de la energia, ello equivaldria a duplicar el redimiento de la energia actualmente generada.

  5. me gustaria saber aparte de todo eso el coste que tiene todo eso, y cuanto se tardara en amortizar algo asi… pero me da qeu eso se lo callaran… sino no seria tan «kawaii»

  6. 1 con Dubitator

    Eso es imposible que sea económicamente rentable y mucho menos ecológicamente.

    Los medios que se invirtieron en ese «experimento» a la larga nunca se rentabilizarán. Cómo publicidad está bien, pero nada más.

    -1 a la idea.

  7. El uso práctico de energía que se desperdicia constantemente es siempre bienvenido!

    A parte, los leds creo que deberían ser el futuro de la iluminación en lugares como puentes, aceras o fachadas.

  8. A estos no hay quien les pille en tecnología. Por cierto, grave malentendido. Hace unos días hice un comentario hablando de un tal Chus, porque pensaba que os conocíais ya que te tiene como enlace en su blog. De todas formas te agradecería que entraras aunque fuera una sola vez en el mío:http://platopeque@blogspot.com

  9. por fin ya era hora de que alguien sacara provecho de la mecánica de ondas. con la cantidad de energía que existe en ese campo….. pero una vez más y como siempre tenian que ser los japos los que nos diesen la lección.

  10. Me parece muy interesante, más interesante aún sería aprovechar las vibraciones del suelo en una tierra con tanta actividad sísmica como Japón. Queda demostrado una vez más que hay tantas formas de obtener energía como a uno se le puedan ocurrir

  11. lo bueno es que seguramente podria ponerse debajo de casi cualquier suelo de mediana dureza. Podria ponerse en el suelo de toda tu casa, pero lo practico seria que todas las calles lo tuvieran para iluminar las calles. Si se pusiera sobre todo el suelo supongo que si daria para alimentar las farolas.

  12. excelente idea… con la cantidad de personas que fluyen por las aceras de la ciudadades de japon se aprovecharia mucho esta tecnologia…

Comentarios cerrados.