Plantando arroz y coleccionando anécdotas

El verano del año pasado visité por primera vez una zona de campos de arroz en Chiba que me dejó enamorado. No solo fue el lugar, también fueron los nuevos amigos que hice allí lo que me hizo volver varias veces a respirar el aire del campo japonés.

Al cabo de un tiempo me ofrecieron ser socio de una asociación de propietarios de campos de arroz. Mi primera reacción fue rechazar la oferta, sonaba a algo que iba a ser un nuevo peso en mi vida. Pero al cabo de unos días de pensarlo recordé uno de los consejos más sabios que me ha dado mi amigo Zordor:

“En la vida hay que invertir en anécdotas”

Este asunto de los campos de arroz en Chiba sonaba a situación ideal para “invertir en anécdotas”, así que termine aceptando. Durante unos meses fue algo pesado tener que leer y firmar contratos, hacer transferencias de dinero a cuentas de banco de la asociación, leer normas sobre cómo mantener los campos de arroz, de hablar con otros socios por teléfono… Era como tratar con una de esas asociaciones secretas con las que se suelen topar los protagonistas de novelas de Haruki Murakami.

Después de tanta inversión de tiempo, la semana pasada por fin comenzó la cosecha de anécdotas. Nos juntamos un grupo de algo más de veinte amigos y estuvimos aprendiendo a plantar arroz a mano. Le perdimos el miedo a hundirnos en el fango, a caminar sin caernos al agua y a meter las manos en el barro mientras notas como una rana se te sube por el brazo. Aprendimos a plantar los brotes de la planta del arroz usando solo dos dedos tal y como lo hacen los campesinos en películas de Kurosawa. ¡Y nos entrevistaron en la radio local de Chiba!

Plantar arroz siguiendo el método tradicional me hizo apreciar mucho más la importancia de la agricultura japonesa y su influencia en la cultura de los pueblos. Todos los participantes tenemos que coordinarnos y trabajar en colectivo para que los brotes se alineen lo mejor posible. Es muy importante que la comunidad trabaje al unísono y todos colaboren para que la cosecha sea buena, no solo en tu campo de arroz sino también en las parcelas vecinas.

Gracias a todos los que vinisteis a ayudar a plantar. ¡En septiembre coleccionaremos más anécdotas y cosecharemos el arroz de nuestro campo! 🙂

Screen Shot 2015-05-08 at 15.55.35

kamogawa9

kamogawa8

kamogawa10

kamogawa11

kamogawa12

kamogawa13

kamogawa14

kamogawa1

kamogawa20

kamogawa21

kamogawa22

kamogawa16

kamogawa17

kamogawa18

kamogawa19

kamogawa2

kamogawa4

14 respuesta a “Plantando arroz y coleccionando anécdotas”

  1. Hector, el rubio compañero de naranja es la misma persona que probo las oppai jelly de la mano de Zordor en el video The geek and the friki???????????????

  2. Ademas, que cantidad de carpas se dejan colgadas sobre el campo… para que son? para atraer la buena suerte y conseguir una buena cosecha?

  3. Fantástico. Esas fotos te transportan al Japón más agrícola con solo verlas.
    Sigue así Hector (y no seas tan vago, actualiza más el blog 😀 )

  4. impresionante experiencia
    el trabajo en la naturaleza nos vuelve mas humanos, y ademas acompañado de amigos y trabajando en algo de uno mismo, tiene que molar mucho 🙂

  5. que preciosidad de paisaje…encima, como siempre, fotazas. Da como un poco de envidia sana, parece haber sido toda una gran experiencia, muy agradable.

  6. Vaya envidia. Lo que más me gusta de visitar un país es el echo de vivir su cultura y tradiciones. Y estas imágenes reflejan mucho de eso. Sigue ilustrandonos con tus viajes.

  7. Tengo que reconocer que me he reído con los comentarios un montón. Lo que dice la gente por pelotear o por yo que sé qué.

    Recapitulo unas cuantas:
    – Hey cómo mola! Buena oportunidad para pasar momentos divertidos, hacer amigos y aprender!

    – Fantástico. Esas fotos te transportan al Japón más agrícola con solo verlas.

    -impresionante experiencia el trabajo en la naturaleza nos vuelve mas humanos, y ademas acompañado de amigos y trabajando en algo de uno mismo, tiene que molar mucho

    – Vaya envidia. Lo que más me gusta de visitar un país es el echo de vivir su cultura y tradiciones

    Pues nada hombre en Lepe necesitan gente para recoger la fresa o si preferís otra cosa en El Ejido seguro que aceptan gente con ganas de tener experiencia con la naturaleza, con ganas de hacer amigos, además de conocer cultura y tradición española.

  8. Cuando una persona como Hector (Kirai) escribe en su blog, además de hacerlo con gusto porque imagino que nadie le obliga, lo hace con la intención de compartir experiencias y tal vez, en la medida de lo posible, sensaciones. Toda persona que hace un ejercicio como este se ilusiona por leer comentarios positivos a continuacion, o por lo menos comprobar si la gente se acerca a lo que ha podido sentir el mismo. No creo que comentarios como los tuyos, nomelocremix y que ya llevas unos cuantos y no he querido decir nada hasta ahora, hagan falta en un lugar como este.
    Te invito a otra practica, haz tu mismo/a un blog, espera a que te comente la gente, y despues muy decidido/a les sueltas cosas como esta. Seguro que te sentiras aun mas realizado/a que haciendolo aqui.

  9. Juan Emilio estoy completamente de acuerdo contigo pero “don’t feed the troll”, es justo lo que quiere, llamar la atención, estoy convencido de que si no recibe respuesta le molesta mucho más que si le contestas (aunque tengas toda la razón del mundo). No pongas ni el nombre…

    Por cierto, Kirai, muy bueno tu blog, muy recomendable, muchas gracias por compartir con los demás tus experiencias en Japón.

  10. que seas de alicante, teniendo a un tiro de distancia uno de los lugares con mayor tradición de plantar arroz como es la albufera, y aprendas en el otro lado del planeta.

    tiene cojones…. XD

Comentarios cerrados.