Una breve historia de casi todo – ¡Somos una casualidad!

¡El hecho de que yo esté ahora aquí escribiendo esto es una casualidad increíble! El hecho de que estéis ahora leyendo esto es otra causalidad, nuestra existencia es una casualidad.

El libro Una breve historia de casi todo, intenta explicar un poco más el misterio de nuestra existencia en este lugar particular del Universo. El libro comienza así:

Bienvenido. Y felicidades. Estoy encantado de que pudieses conseguirlo. Llegar hasta aquí no fue fácil. Lo sé. Y hasta sospecho que fue algo más difícil de lo que tú crees.

En primer lugar, para que estés ahora aquí, tuvieron que agruparse de algún modo, de una forma compleja y extrañamente servicial, trillones de átomos errantes. Es una disposición tan especializada y tan particular que nunca se ha intentado antes y que sólo existirá una vez. Durante los próximos muchos años – tenemos esa esperanza-, estas pequeñas partículas participarán sin queja en todos los miles de millones de habilidosas tareas cooperativas necesarias para mantenerse intacto y permitir que experimentes ese estado tan agradable, pero tan a menudo infravalorado, que se llama existencia.

Por qué se tomaron esta molestia los átomos es todo un enigma. Ser tú no es una experiencia gratificante a nivel atómico. Pese a toda su devota atención , tus átomos no se preocupan en realidad por ti, de hecho ni siquiera saben que estás ahí. Ni siquiera saben que ellos están ahí. Son, después de todo, partíuclas ciegas, que además no están vivas. (Resulta un tanto fascinante pensar que si tú mismo te fueses deshaciendo con unas pinzas, átomo a átomo, lo que producirías sería un montón de fino polvo atómico, nada del cual habría estado nunca vivo pero todo él habría sido en otro tiempo tú.) Sin embargo, por la razón que sea, durante el periodo de tu existencia, tus átomos responderán a un único impulso riguroso: que tú sigas siendo tú.

La mala noticia es que los átomos son inconstantes y su tiempo de devota dedicación es fugaz, muy fugaz. Incluso una vida humana larga sólo suma unas 650.000 horas y, cuando se avista ese modesto límite, o en algún otro punto próximo, por razones desconocidas, tus átomos te dan por terminado. Entonces se dispersan silenciosamente y se van a ser otras cosas. Y se acabó todo para ti.

Un excelente libro para saber algo más sobre el misterio de la vida escrito de una forma muy amena y recomendable para todos, incluso aquellos que no estéis acostumbrados a leer divulgación científica.


Zoto – Los regalos en Japón

En todo el mundo parece haber una tradición por los regalos que cada vez se vuelve más intensa gracias al consumismo descontrolado. En Japón los regalos son algo muy importantes dentro del sistema y se respetan una serie de reglas no escritas que de ser violadas pueden producir “incomodidad” social.

La regla fundamental es que el regalo no debe ser ni más ni menos valioso que la relación entre las dos personas. Si compras algo demasiado ostentoso para alguien que acabas de conocer seguramente la otra persona se sienta ofendida y se sienta en deuda contigo a partir de ese momento. Se ha producido un desequilibrio de giri en la relación de las dos personas. Para arreglarlo la otra persona deberá hacerle un regalo de igual valor ya que se siente presionado por el giri.

Como el valor de un regalo es difícil de estimar y podría malinterpretarse cada vez es más común regalar dinero porque se sabe el valor exacto. Algo bastante absurdo porque al cabo de un tiempo la otra persona devolverá el mismo dinero.Muchas veces se hacen regalos solo para mantener las relaciones sociales, y se hacen regalos que realmente no se desean. Algo que también pasa en occidente pero con algo menos de intensidad.

Hay muchísimos tipos de regalos en Japón, los del nacimiento, cumpleaños, la boda, la muerte e incluso se hacen regalos celebrando los aniversarios después de la muerte. En el caso de la boda, se considera como un momento muy importante en el que se crea una nueva conexión entre dos famílias. La cantidad que se suele regalar está entre los 20.000 yenes y los 100.000 yenes dependiendo de la cercanía con la pareja que se casa, por cierto, regalar exactamente 40.000 yenes está casi prohibido porque según la tradición japonesa el número 4 trae malos augurios. Esto se debe a que el 4 tiene una pronunciación que suena como la palabra “muerte” en japonés.

Para dar el dinero de la boda o el dinero que se da también a las famílias cuando alguien muere se utilizan unos sobres especiales. Estos sobres se pueden ver en cualquier papelería o tienda 24 horas y hay de diversos tipos según para que regalo sea. ¡Tened cuidado y preguntad antes de comprar un sobre de funeral en vez de uno para boda!

sobre
Sobre para meter el dinero de regalo para una boda

sobre
Sobre para meter el dinero de regalo para un funeral

Otra curiosidad es que allí se suelen hacer regalos al doctor y las enfermeras que colaboraron con el nacimiento de tu hijo. O por ejemplo cuando vamos a empezar a trabajar en una empresa tenemos que llevar un pequeño regalo el primer día para el jefe y algo para comer (galletas o algo parecido para los compañeros). ¿Os imagináis el primer día llevando un regalo al jefe?

Me dejo en el tintero muchas cosas sobre los regalos, pero lo fundamental es que las costumbres en cuanto a los regalos están muy formalizadas, hay que intercambiar pequeños regalos contínuamente recibiendo y emitiendo giri para mantener nuestro círculo social. En occidente quizás también haya algo parecido pero no tan exagerado, aquí solemos hacer también regalos algo más personales y emotivos a quien realmente queremos.

Por cierto, cuando vas a dar un regalo a un japonés deberías decir:

Tsumaranai mono desu ga.
詰まらない物ですが。
Insignificante cosa es pero…
Esto es algo insignificante…

Esta actitud también tiene una explicación, tiene que ver con la humildad de los japoneses y la rígida estructura social japonesa que pervive en nuestros días dentro del idioma japonés.


El rumor del oleaje

Después de leer algo de Natsume Soseki y Haruki Murakami le ha llegado el turno a Yukio Mishima. Un autor japonés que no conocía y fue nominado tres veces a Nobel, premió que nunca logró quizás porque cometió suicidio cuando aun era joven. Como datos curiosos he encontrado en la wikipedia que Yukio Mishima era gay, pero se casó con una mujer y llegó a tener hijos, además era un gran profesional del Kendo.

La novela que he leído escrita en 1954 se titula “El rumor del oleaje” en su versión española cuya traducción está bastante bien a pesar de haberse realizado utilizando un equipo de español+japonés para realizar tan complicada tarea.

La acción del relato trancurre en una pequeña isla pesquera japonesa justo después de la segunda guerra mundial. Cuenta la historia de dos jóvenes isleños que se enamoran, pero las normas de las sociedad, el fuerte sentido del giri japonés y el poder de las famílias impiden su unión.

Yukio Mishima

Un libro recomendado para todos, con el que aprenderéis muchas lecciones sobre la vida. Si os gusta Japón, lo disfrutaréis doblemente porque aprenderéis/reconoceréis muchos detalles de sus tradiciones, las relaciones hombre-mujer, forma de ser, pensar, etc.

Para “acompañar” (Ojo que os puede spoilear) el libro os recomiendo esta web donde se analizan la mayoría de los símbolos/tradiciones/lugares que aparecen en el libro.