Koan

En el artículo sobre el do pasé por alto los “koans” que son pequeñas historietas con forma de adivinanza, fábula o simplemente forma de koan que usaban los maestros Zen para enseñar a sus alumnos.

Según la filosofía Zen no se puede enseñar con palabras lo que es el Zen por lo que es el propio alumno el que debe aprender por si solo. Esto significa que en la relación maestro-alumno, el maestro tiene la función de guiar al alumno. Una de las formas para conseguirlo es utilizando los koans que parecen no contener información en si mismos pero ayudan a que el alumno sin darse cuenta pueda llegar a un mayor entendimiento del universo. Es como intentar comunicar algo sin decirlo directamente, algo que en cierta medida ha llegado hasta la mente de los japoneses de hoy en día y sobre todo a los escritores japoneses.

Quizás uno de los koans más conocidos es aquel que dice: “¿Cómo suena una palmada ejecutada con una sola mano?”. Veamos un koan que nos intenta acercar al entendimiento de que el universo es inmutable y es nuestra mente la que lo interpreta a su manera:

Dos monjes estaban discutiendo acerca de una bandera. Uno dijo, “La bandera se está moviendo”. El otro dijo, “El viento se está moviendo”. Sucedió que el sexto patriarca, Zenón, pasaba justamente por ahí. El les dijo, “Ni el viento, ni la bandera; la mente se está moviendo”.

Al terminar de leer un koan se nos queda un sabor agridulce, nos quedamos sorprendidos, nos quedamos por unos instantes en un estado alógico. Cuando estamos en un estado de perplejidad es cuando nuestro cerebro comienza a pensar de forma algo no lógica, nuestros pensamientos se tambalean, de esta forma según las filosofías orientales podremos avanzar hacia la iluminación.

El discípulo Doko se apersonó a un maetro zen, y le dijo: “Estoy buscando la verdad. ¿Cuál es el estado mental en el que debo perfeccionarme para encontrarla?”.

Dijo el maestro: “No hay mente, de modo que no puedes ubicarte en estado alguno. No hay verdad, de modo que no puedes perfeccionarte para alcanzarla”.

“Si no hay mente que perfeccionar, ni verdad por encontrar, ¿por qué tienes aquí esos monjes que se reúnen todos los días ante ti para estudiar el zen y perfeccionarse mediante ello?”

“pero si aquí no hay siguiera un palmo de sitio”, dijo el maestro, “cómo podría haber una reunión de monjes?”. “¿Y yo no tengo lengua, ¿cómo podría entonces llamarlos o impartirles enseñanzas?”.

“Oh, ¿cómo puedes mentir así?”, dijo Doko.

“Pero si no tengo lengua que me permita hablar, ¿cómo podría mentirte?”, repondió el maestro.
Entonces, Doko dijo con tristeza, “no puedo seguirte. no puedo comprenderte”.

“Yo no puedo comprenderme a mí mismo”, dijo el maetro.

Y para terminar un último koan para terminar de perturbar totalmente la lógica de nuestro pensamiento.

Joshu preguntó al mestro Nanse, “¿Cuál es el verdadero Camino?”

Nansen respondió, “El camino de cada día es el verdadero Camino”.

Joshu preguntó, “¿Puedo estudiarlo?”.

Nansen respondió, “Cuanto más lo estudies, más te alejarás del Camino”.

Joshu pregunto, “Si no lo estudio, cómo puedo conocerlo?”.

Nansen respondi´, “El Camino no es de las cosas que se ven, ni de las cosas que no se ven. No es de las cosas conocidas, ni de las cosas desonocidas. No lo busques , ni lo estudies, ni lo nombres. Para alcanzarlo, ábrete con la amplitud del cielo”.

Los tres koans de esta entrada han sido extraídos de Gödel, Escher, Bach un Eterno y Grácil Bucle. Un metalibro que estoy metareleyendo y recomiendo a todos aquellos que quieran aprender más sobre nuestra mente, sobre la esencia de las matemáticas y sobre el universo.

Enlaces sobre Koans:


34 thoughts on “Koan”

  1. Precisamente Grant Morrison habla de ese libro en el primer TPB de su Doom Patrol… me picó la curiosidad, y ahora sé que acabaré leyéndolo seguro.

    Sobre los koan, hay un libro entero de Jodorowsky donde va planteando y explicando koans, El dedo y la luna. Muy interesante tamibién.

  2. Muy interesante lo de los koan. Sobre todo el saber para que sirven supuestamente pues no les veía mucho sentido, ahora ya los veo de otro modo.

    Yo me se una cosa sobre un dedo y una luna pero no creo yo que sea un koan. Dice algo así como.
    “Cuando el sabio señala al necio la luna con el dedo el necio mira el dedo y no la luna”

  3. Muy buen post.

    Queda apuntado el libro de Douglas Hofstadter como el siguiente a leer en mi pila particular (y van…).

    Es muy interesante la relación que las matemáticas del S.XX (Gödel, Russell) tienen con las filosofías orientales, o con sistemas filosóficos antiguos desechados por la razón cientifica.

    Existe un palpito detrás de la matemática y las leyes físicas que hacen pensar que no son un fin en si mismas, sino que forman parte de algo más grande y global a ellas y a todo lo demás.

  4. Os dejo un koan también muy famoso que un día aprendí

    Maestro, ¿qué haces tú para estar en el camino verdadero?.
    – Cuando tengo hambre, como; cuando tengo sueño, duermo.
    – Pero esas cosas las hace todo el mundo.
    – No es cierto. Cuando los demás comen piensan en mil cosas a la vez. Cuando duermen, sueñan con mil cosas a la vez. Por eso yo me diferencio de los demás y estoy en el camino verdadero.

    Cuanto mas conozco a los japoneses (cultura oriental) me doy cuenta que no están en su sano juicio( quien lo esta ).

    Como se echa de menos España…..

  5. Hector, me he permitido enlazar tú página desde la bitácora que publico.
    Supongo que no te molestará. Si es así, me lo haces saber.
    Saludos

  6. ¡¡¡HOMBRE, SI ERES BRUTO!!! ¡¿Cuántas veces más vas a seguir escribiendo “SOBRETODO” cuando se escribe “SOBRE TODO”?!

  7. Creeis que el ser humano es capaz de salirse del rio para observar en la orilla como fluye la corriente?

  8. Más contestación Koan: no existe orilla… ni rio, ni corriente,… ni ser humano… ni blogs!

    Leyendo este articulo y el original sobre el “do” me surge la duda de si es compatible seguir esa filosofía de vida con ser cristiano. Entiendo que la religión mayoritaria allí será el budismo zen.

  9. No quisiera joder el koan de la palmada, pero yo se de alguna que otra persona q sabe darlas usando (unicamente, sin collejas, ni golpeando nada) una sola mano.

  10. contestando a nº14;

    es capaz de salir del rio igual que cualquier otro ser, con la diferencia de que el ser humano se secará primero (que un resfriao no se quita asi como asi xD), observará despues la corriente para finalmente beber del mismo

    mi pregunta es, ¿pq no bebió cuando estaba dentro?

  11. Existe rio, orilla y corriente, lo que pasa es que hay que darse cuenta que se esta en el rio, despues salir de el y cuando se esta fuera, alejarse de la orilla para saber lo que es el rio y lo que se debe observar para apreciar como fluye el rio!

  12. Cuando uno quiera saber la verdad, que no permita que nadie se la cuente, el que sepa, que le indique las posibles direcciones y el debe elegir el camino a recorrer

  13. Pos yo lei otro koan una vez:
    – Maestro ke pasa si llego al final del camino
    – No llegaran nunca al final del camino
    – Entonces sigo un camino ke no llega a ninguna parte
    – No es tu mision llegar a ninguna parte, tu mision es callarte la boca y traerme un bigmac

  14. Lo de los koan la verdad es que no es nuevo, es algo que en la cultura oocidental existe, mas concretamente en españa se suelen llamar “paridas” y algunos cultos lo llaman “pajas mentales”. Alcanzar ese grado de sabiduria es dificil para el profano, pero un par de rondas de cerveza o algun chupito de cazalla ilumina hasta al mas cenizo.

  15. Uno de mi parte sakado de Vagabond by Takehiko Inoue.

    Si te dejas atrapar por la hoja,
    te atrapará el arbol,
    si te dejas atrapar por el arbol,
    te atrapara el bosque entero.

  16. necesito saber la respuesta de este koan, como cruzas en linea recta las cuarenta curvas de la montaña?

  17. El koan más famoso de la historia de los videojuegos:

    – Si un arbol cae en medio del bosque y no hay nadie cerca para escucharlo…

    …¿De qué color es el árbol?

    Herman Toothroot, náufrago zen

  18. INTERESANTE LO DE LOS KOAN, ENTIENDO UN POCO, Y ME GUSTARIA QUE ME DIJERAN UN POCO MAS DEL SENTIDO DE ELLOS. GRACIAS. ATTE MARILÚ

  19. LO DE BUENO QUE LOS KOAN NO TIENEN SENTIDO, ASÍ COMO LA ÚLTIMA TEORÍA DEL PSICOANALISIS LACANIANO EN LA INTERPRETACIÓN PSICOANALÍTICA. Y ESA ES LA PARTICULARIDAD DEL KOAN, LLEGAR A LA NO MENTE, AL NO YO QUE ES LO MISMO QUE LLEGAR AL INCONSCIENTE

  20. Todos los Koan tienen sentido, dicho de otra forma: hay gente que no puede comprenderlos porque no ha alcanzado un desarrollo espiritual adecuado. La respuesta al Koan de atravezar la montaña en linea recta, pese a sus 20 curvas se refiere a que el viajero debe poner su objetivo en el punto señalado (ubicado en linea recta) pero sin atender (sin fijar la atencion) a las vueltas del camino, asi habrá logrado atravezarla hasta el punto (objetivo).

    Saludos

  21. Pingback: Anonymous

Comments are closed.