Category Archives: Arquitectura

Haikyo en el lago Kawaguchi

Se esconde el Monte Fuji y volvemos al coche a seguir bordeando el lago en busca de lugares abandonados (haikyo). Paramos junto a la carretera en el siguiente edificio que indicaba el mapa. Esta vez sí que es un edificio abandonado y parece tener fácil acceso a su interior, se ven algunas puertas abiertas desde fuera. Pero nada más salir del coche, vemos que en la primera planta se ven unas flores muy bien cuidadas cerca de un portal.

Nos acercamos y de repente sale una abuelita caminando desde el portal de las flores. Nos damos cuenta de que esta mujer vive en el edificio abandonado. Nos saluda con una sonrisa de desconfianza. Comenta el buen tiempo que hace hoy, asentimos diciendo que se está más fresquito que en Tokio junto a los lagos y sin más mediar nos dice que no podemos aparcar junto al edificio. Nos está echando de allí.

Cuando nos disponemos a subir al coche, un hombre con unas gafas de pasta enormes y con una placa con su nombre colgando de uno de los bolsillos del traje, aparece detrás de la vieja. Ella nos sigue hablando sin parar, esta vez diserta con orgullo sobre el árbol que da sombra al descampado que hemos elegido como aparcamiento. El hombre de las gafas parece que ha salido del mismo portal de las flores. A mi me da mala espina, ¡ahora nos va a tocas hablar con él!, y al contrario que la señora, no parece ser que sea una persona que sonría por compromiso, de hecho tiene cara de que lleva meses sin reírse.

Afortunadamente, el hombre ni siquiera nos mira, no nos dirige la palabra, es como si no existiéramos para él. Con las manos cruzadas por la espalda, ligeramente encorvado, lleva un cigarro atrapado entre sus labios que ya casi es colilla. El hombre pasa de largo, camina lento pero sin pausa. La señora nos sigue hablando sobre el árbol, sigue sonriendo, pero cada vez le cuesta más. Nosotros ya estamos dentro del coche casi cerrando las puertas.

Cuando arrancamos decide callarse, pero no deja de mirarnos. Ya no sonríe y nos mira inmóvil hasta que salimos a la carretera desapareciendo de su campo de visión. El hombre sigue caminando por el arcén de la carretera con la mirada perdida en en el horizonte. Nosotros le miramos de reojo por la ventanilla cuando le adelantamos, él nos sigue ignorando. Después de la alegría de ver el Monte Fuji, volvemos a quedarnos con mal sabor de boca después de este evento “murakamiano”.

Dos curvas más allá, en la zona del bosque vemos lo que parece que fue la casa de algún ricachón.

Al contrario que el primer lugar que encontramos esta mañana, aquí parece que el acceso es sencillo, ¡aparcamos y a explorar el haikyo!


Hikarie

Estuve visitando el Hikarie, un nuevo rascacielos de 183 metros de altura en la zona este de la estación de Shibuya. Es una especie de “microciudad” parecida a Roppongi Hills o Tokyo Midtown pero mucho más pequeña. Tiene un teatro, estación de metro, salas de exposiciones, oficinas, centro comercial, restaurantes…

Desde fuera tiene una forma bastante rara y no encaja muy bien con el entorno. Por dentro es mucho más chulo, sobre todo la entrada desde la estación de la línea Fukutoshin diseñada por Tadao Ando y la planta número 11 donde se puede disfrutar de unas vistas fabulosas.

Hikarie

Hikarie

Hikarie

Hikarie

Hikarie

Hikarie


100.000 LEDs y la Tokyo Sky Tree iluminada

La Tokyo Sky Tree abrirá sus puertas al público el 22 de Mayo, subir hasta la plataforma de observación costará 3000 yenes. Mide 634 metros de altura y es la segunda estructura más alta del mundo después del Burj Khalifa. Para celebrar el festival hotaru (luciérnaga) el fin de semana pasado se utilizaron 100.000 bolas con luces LED navegando por el río Sumida y pusieron en marcha la iluminación de la Tokyo Sky Tree que también está basada en tecnología LED de Panasonic.

Hotaru

Hotaru

Hotaru

Hotaru

Fotos de Spoon Tamago y video de Steven Nagata


Museo de arquitectura Edo-Tokyo

El parque de Koganei, al norte de la estación Musashi-Koganei en Tokio, está cerca de donde trabajan los artistas de el Studio Ghilbli. Parte del parque está ocupado por el museo Edo-Tokyo Open Air Architectural Museum (江戸東京たてもの園) donde hay varias calles con reconstrucciones de casas de la era Edo. No solo los exteriores de las casas son fieles a la arquitectura de la época, también el interior está muy bien cuidado.

Durante la producción de la película El viaje de Chihiro, el maestro Hayao Miyazaki estuvo varias veces visitando este museo, tomando notas y haciendo dibujos.

.
Esta es una de las casas que dicen que más gusta a Hayao Miyazaki cuando visita el museo.

.
¿Os suena este tren? Está en una de las entradas del museo.

A mi, lo que más me gusta de este museo es que además de varias edificios de la época, al final hay una especie de calle en la que tienen varios locales comerciales que se mantienen tal cual eran en la época. Por ejemplo, puedes ver como era una farmacia de hace 150 años en Tokio o unos baños públicos.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

Cómo llegar al museo.