La reverencia japonesa Ojigi お辞儀

La reverencia (Ojigi お辞儀) es una de las costumbres japonesas que más chocan al visitar Japón por primera vez. Se utiliza para saludar, para despedirse, para expresar gratitud, para pedir perdón, para presentarse a alguien por primera vez, para iniciar/finalizar una ceremonia o reunión, al entrar en algún lugar etc.

Siendo extranjero no pasa nada si te equivocas, pero sabiendo un par de trucos quedarás mejor con los japoneses que conozcas durante tu viaje o estancia en Japón. Si eres hombre junta las manos en los laterales de los muslos ejecuta la reverencia manteniendo la espalda lo más recta posible. Si eres mujer junta las manos justo debajo de la barriga y haz la reverencia también intentando no doblar la espalda.

Según el nivel de respeto o emoción que se quiera transmitir a hacia la otra persona o según la formalidad de la situación las reverencias se subdividen en tres categorías generales:

  • Eshaku, 会釈, 15 grados, mirando al suelo a 3 metros de distancia
  • Keirei, 普通礼 30 grados, mirando a 1,5 metros de distancia
  • Sai-keirei, 最敬礼 45 grados, mirando a un metro de distancia
  • Hay muchos otros tipos de reverencias como por ejemplo las usadas en la práctica de artes marciales, en la ceremonia del té en posición sentada (座礼 zarei) etc. Pero con estos tres tipos de reverencias en posición de pie se cubren más del 90% de las situaciones en las que necesitarás hacer reverencias viviendo en Japón. Sabiendo esto quedaréis mejor que el señor Mariano Rajoy (Si alguna vez tenéis el honor de conocer al Emperador) que tuvo los cojonazos de quedarse tieso frente a él:


    A Obama le salió una reverencia forzada (por la que también fue criticado en su momento) pero al menos los intentó. Zapatero también.


    Reverencia del primer ministro japonés antes de subirse al estrado a hablar. Sí, también se hacen reverencias a “objetos inanimados”.


    Reverencia de un empleado de una estación al salir el tren.

    Por lo general no se suelen hacer reverencias de más de 45 grados. Con más de 45 grados entramos en categorías “especiales” donde la reverencia se usa para pedir perdón por algo, en vez de simplemente para saludar o expresar respeto/humildad). Este tipo de reverencias exageradas se ven a veces en el trabajo cuando algún compañero de trabajo ha metido la pata hasta el fondo o en escándalos políticos en televisión:

    En los casos más extremos se llega a usar la reverencia dogeza (土下座, en el suelo) para expresar máximo arrepentimiento y perdón. También se usa en situaciones muy formales para mostrar respeto o en ceremonias como por ejemplo en funerales siguiendo el rito budista.

    Para terminar un video que ironiza y exagera el tema de las reverencias en Japón:


14 thoughts on “La reverencia japonesa Ojigi お辞儀”

  1. Muy interesante, no sabía que se clasificaban las reverencias por el grado de inclinación O:

  2. El emperador de Japón ya puede dar las gracias de que Rajoy le estrechase la mano, porque apuesto a que con lo cateto que es Don Mariano seguro que lo confundió con el chico del guardarropa JA JA JA 🙂

  3. Ciertamente es una tradición muy arraigada en la sociedad japonesa.
    En mi viaje a Japón observé varias situaciones curiosas y que me llamaron la atención.
    Gente haciendo reverencias mientras hablaban por el móvil a su interloutor.
    Empleados de centros comerciales tipo Corte Inglés que hacían reverencias a la nada antes de entrar a un planta o al salir de ella por las escaleras de servicio.
    O revisores de tren que al entrar o salir de cada vagón hacían reverencias y nadie les hacía caso.
    La educación es exquisita y extrema en Japón…

  4. Curioso, pero me sigue pareciendo bastante complejo el asunto.

    No hay nada como el clásico normal estándar internacional apretón de manos para saludar a las personas.

  5. Tampoc entiendo que la reverencia de Obama fuese muy criticada en su dia, creo que cumplió con el protocolo y hay que tener en cuenta que tampoco es una costumbre de su cultura. No hay para tanto.

    Lo de Rajoy tiene delito. ¿No tiene a alguien que se ocupe de asesorarle en todos estos temas de protocolo?

  6. El presidente Rajoy (con el que se puede estar o no de acuerdo, en desacuerdo o pensar que tiene algún tipo de tara mental) es el Presidente del Gobierno de una nación independiente y soberana que es España, que no le debe absolutamente nada a Japón, que es una nación independiente y soberana que no le debe absolutamente nada a España. ¿Acaso los japoneses que vienen a España de turismo inclinan la cabeza ante la Enseña Nacional?

    ¿Qué absurdo recrimina al presidente de SU país no inclinar la cabeza ante el Emperador de una nación extranjera?

    En fín, patético.

  7. El presidente de Japón, por cierto, a ver si nos informamos, está haciendo una referencia a la bandera nacional de su país, exactamente lo mismo que se hace en España, Francia, Estados Unidos o la Conchinchina. Pues esa bandera, representa el orden constitucional de cada una de las citadas naciones.

  8. @Isma Hay una cosa que se llama humildad. La gente realmente grande, no tiene problemas en agacharse por respetar las costumbres del país que te ha acogido.

    Obama, el presidente del país más poderoso del mundo no tuvo ningún inconveniente en agacharse, porque sabe que no tiene nada que demostrar.

    Rajoy es el típico garrulo español que:

    1) Hace el ridículo cada vez que sale de su país.
    2) Es incapaz de comprender ninguna cultura que no sea la de la meseta
    3) Compensa su pequeñez mental con la “chulería” del torero.

  9. Daniel, más de un mandatario hizo eso mismo (lo digo porque parece que sólo ha sido uno cuando hay bastantes) por ejemplo uno de los “grandes”, Putin lo hizo amen de mirar fijamente a la cara.
    Tambien lo tienen hecho jeques.

    Obama posiblemente lo haga debido a que si no lo hace Japon le deja de comprar deuda en un tris, al igual que con China se dobla lo maximo posible no vaya ser que les de por torearles. De hecho ya tiene más de una polémica, por ejemplo cuando saludo con beso y abrazo a la birmana al entregarle el nobel de la paz Aung San Suu Kyi.

Comments are closed.