Paseo aleatorio por Tokio – 1

Una de mis cosas favoritas de estar en Tokio es que da la sensación de que estoy viviendo dentro de un videojuego que nunca se termina. No importa los años que pasen, al caminar por las calles de esta gran ciudad siempre me encuentro sorpresas a la vuelta de cada esquina. Digo “gran ciudad”, pero aquellos que viven aquí saben que al cabo de un tiempo Tokio tiene sabor a pueblo, sobre todo cuando te adentras y te dejas enamorar por cada uno de sus centenares (quizás miles) de barrios.

Estas dos primeras fotos de un parque y de una callejuela, están tomadas dentro de Shibuya-ku de camino de Shinjuku-ku. Al perderse por zonas residenciales te olvidas un poco que estás en una de las mayores urbes del mundo.


Reflejos en una de las calles principales de Shinjuku.


En esta librería están especializados en libros de gatos.


En esta otra tienda de libros tienen algunos libros fuera, no tienen miedo de que nadie los robe.


En esta parece que tienen problemas de espacio y están organizando libros antes de meterlos dentro.


Una máquina expendedora de paraguas transparentes por si te pilla la lluvia sin estar preparado.


Una esquina Tokiota cualquiera, con bastantes máquinas de bebidas.


Una anuncio de colaboración entre el pinguino de Suica y una marca de agua embotellada.


Una mujer que va bien protegida contra la luz del sol.


Un minisantuario sintoista.


Un restaurante con mucho colorido en el exterior.


Estos ojos los ponen para que la gente no tire basura en horas/días que no se puede según las normas del barrio.


En el cartel de la izquierda explican qué días puedes tirar qué tipos de basuras. Se ve que últimamente alguien se ha saltado las normas y por eso han puesto los ojos en varios lugares, para que el culpable se de por aludido.


Un anuncio de una empresa de seguridad informática que lleva varios años puesto cerca de la estación de Harajuku.


Un par de fotos por Shibuya, justo frente al 109.


Un local donde ofrecen realidad virtual VR con contenidos erótico/sexuales.


Justo al lado del local de realidad virtual me encuentro con este restaurante de ramen y sobre él un anuncio de Wild One (Marca de vibradores para mujeres)


Y para terminar un par de paneles de publicidad en la estación de Ikebukuro.

Un paseo por Kappabashi

Kappabashi 合羽橋 es una calle que está entre Ueno y Asakusa en la que se acumulan una gran cantidad de tiendas de utensilios para cocina. Es una zona muy curiosa llena de tiendas extremadamente especializadas. Hay varias que solo venden cuchillos, otras solo de palillos y una que se especializan en escobas y cepillos. Si queréis comprar un buen cuchillo japonés es el lugar ideal para ir. Si simplemente quieres callejear y cotillear en las tiendas está bien para iniciar un paseo y terminar en Asakusa o Ueno.

La mascota oficial de la zona es el Kappa del cual se ven monigotes en las entradas de las tiendas ¿Podéis encontrar los kappa en las fotos?


Esta última foto está tomada ya de camino a la estación de Asakusa mirando hacia el Tokyo Sky Tree.

Localización de Kappabashi en Google Maps.

Shinrin-yoku , El arte japonés de los baños de bosque

«Lo que no nos mata, nos hace más fuertes» dijo Friedrich Nietzsche. Los que que somos fans de la Bola de Dragón conocemos bien el poder de las habichuelas mágicas o de las semillas senzu. Cuando un saiyajin está tan herido que se encuentra al borde de la muerte y se toma una habichuela mágica, recupera la salud y pasa a ser más poderoso de lo que era originalmente.

Recibir daño beneficia a los saiyajin de Bola de Dragón, despertando su poder. No es una fantasía ni el aforismo de un filósofo, el fundamento científico por el cual el shinrin-yoku funciona está basado en el mismo principio. Resulta que la naturaleza nos hace más fuertes haciéndonos daño en pequeñas dosis de forma silenciosa.

En este nuevo libro, escrito con mi coautor favorito Francesc Miralles (Ikigai y El Método Ikigai), desvelamos los misterios del shinrin-yoku y lo último que dice la ciencia japonesa sobre los beneficios de rodearnos de verde.

Shinrin-yoku 森林浴
森林 (bosque)
浴 (bañarse o ducharse)

Shinrin-yoku, El arte japonés de los baños de bosque está disponible desde hoy día 26 de Abril en Amazon.es y librerías.

¡Gracias siempre a todos los lectores! Una de las razones más importantes por las que sigo escribiendo es gracias a vosotros 🙂

El libro Un Geek en Japón cumple 10 años

Ya han pasado 10 años desde que salió a la venta la primera edición de Un Geek en Japón. ¡Parece mentira!

No me canso de daros las gracias a vosotros, los lectores de este blog, que sois los que hicisteis posible que me animara por primera vez a escribir un libro. Y también por supuesto a Norma Editorial que son los que apostaron por todo esto desde el principio.

Para celebrar todos juntos la ocasión, Norma Editorial se ofrece a regalar varios libros de la última edición entre aquellos que respondan más originalmente a esta pregunta usando el hashtag #10añosdeUnGeekEnJapón en Twitter o Facebook:

¿Qué es lo que más deseas en descubrir y entender mejor de Japón?

A los ganadores los contactaré vía Twitter/Facebook/Instagram para que me deis las direcciones de correo a donde enviaros los libros.

La ecuación del sakura

Hay algo que la Agencia Meteorológica de Japón (気象庁) sabe predecir con una precisión mucho mayor que el tiempo meteorológico: el florecimiento del sakura. Las predicciones que hacen con el sakura son casi perfectas cuando se acercan las fechas del florecimiento.

Desde hace más de 50 años llevan controlando el momento en el que florecen 59 árboles “índice” de sakura en localizaciones dispersadas desde el sur hasta el norte de Japón. Se considera que el florecimiento ha comenzado (開花, kaika, “abrir flor”) oficialmente cuando por lo menos cinco flores se han abierto en el árbol “índice” de la zona. Aquí en Tokio el árbol “índice” está en el santuario de Yasukuni.

Además de controlar atentamente estos 59 árboles, la Agencia Meteorológica de Japón también utiliza una ecuación para modelar el avance del florecimiento. Utilizan una forma modificada de la Ecuación de Arrhenius. Esta ecuación se usa normalmente para calcular la velocidad a la que cambia una reacción química según la temperatura. En el caso del sakura, todo Japón y el sakura es la reacción química.

Esta es la versión en japonés para el cálculo de cambio de velocidad en el florecimiento de la flor del sakura según la temperatura:

El DTS que se calcula con la ecuación es el cambio acumulado en la velocidad de crecimiento de la flor según las temperaturas del día. Las Ti en la ecuación es la temperatura media del día y la Ts en este caso es una constante que la Agencia Meteorológica de Japón estableció en 288.2 grados Kelvin. Calculando los DTS diarios con esta ecuación para todos los árboles “índice” crean un modelo para saber si el sakura está creciendo a un ratio más rápido que el normal o más lento.

El avance del florecimiento de sur a norte de Japón es conocido con la expresión sakura-senzen 桜前線 (El frente del sakura). Basándose en los valores que va dando la ecuación para cada árbol se va actualizando la predicción de cuando llegará el frente del sakura a cada lugar:

Estas predicciones que podréis encontrar cada año en webs como SakuraWeathermap.jp son siempre para la variedad de sakura Yoshino que es la más común de Japón. Es muy fácil de reconocer porque tiene los pétalos blancos. Otras variedades florecen antes o después y se pueden diferenciar del Yoshino Sakura porque suelen tener diferentes tonos de color rosado.

Si no os queréis calentar mucho la cabeza, en Tokio el día de mankai (満開 Florecimiento pleno) ha sido históricamente el día 2 de Abril (De media). Así que si venís de viaje aquí última semana de Marzo y la primera de Abril casi seguro que no os lo perderéis.

Os dejo con algunas fotos de sakura que he ido subiendo a mi instagram esta semana:

Adjunto aquí el PDF del 気象庁 con los detalles sobre el modelo que utilizan para predecir el florecimiento del sakura (Solo en japonés): 開花予想.

Akira adornando construcción en Shibuya

La gran remodelación de Shibuya de cara a las olimpiadas del 2020 sigue en marcha. PARCO, uno de los centros comerciales clásicos de Shibuya, demolió su antiguo edificio para levantar otro más moderno en el mismo lugar.

Para ocultar la construcción a los viandantes PARCO propuso una colaboración de Katsuhiro Otomo (El autor de Akira) con el artista de collages Kosuke Kawamura. Ambos artistas aceptaron y el resultado le da un toque muy original a esta zona de Shibuya.

Estas son algunas de las fotos del mural de Akira en Shibuya que he tomado los últimos meses cuando pasaba por allí (Lugar exacto en Google Maps).

Akira Shibuya

Akira Shibuya

Akira Shibuya

Akira Shibuya

Akira Shibuya

Akira Shibuya

Akira Shibuya

Akira Shibuya

Las vallas embellecedoras en zonas de construcción es algo que se ve muchas veces en Tokio.